Escucha esta nota aquí

Casi a medianoche del lunes 1 de febrero, cuando se supone que iniciaba el paro de 24 horas del sector salud, no salía humo blanco de la reunión convocada por el ministro de Salud, Jeyzon Auza, a los distintos actores.

Las cinco horas de negociaciones, para evitar la medida de protesta, solo fueron un empantanamiento. "Estamos en cero, dialogando porque nuestra vocación es el diálogo, no parar por parar", dijo casi a medianoche Cleto Cáceres, presidente del Colegio Médico de Bolivia, institución que convocó al paro nacional, inicialmente de 24 horas. 

Cáceres explicó que, tras la reunión, el Ministerio de Salud tendría que llevar las propuestas de los profesionales médicos al Legislativo, para que las considere y vea si es pertinente aceptarlas. "De no hacerlo, lamentablemente seguimos en la ruta de la no aceptación de la norma. Cómo va a suspenderse el paro si no hay soluciones", indicó.

Fernando Romero, ejecutivo de la Federación de Sindicatos de Ramas Médicas de Salud Pública (Fesirmes) de La Paz, dijo que van al paro nacional, que probablemente sea indefinido, debido a la postura difícil del Gobierno nacional.

"Se hicieron esfuerzos, pero no resultó y ante esa posición no queda otra que ir a un paro. Han hecho uno que otro ajuste, pero no de fondo. No quieren negociar el tema de dejar fuera cualquier sanción a medidas de protesta", expresó, en alusión a uno de los artículos de la discordia, que prohíbe las protestas en plena pandemia.

De acuerdo a Romero, la posición del ministro Auza es más dura que la de la ex autoridad en Salud, Gabriela Montaño. "Están en la línea de mantenerse duros en sus posiciones, de no ceder. Sobre el tema de los cubanos salieron con que nunca han hablado de cubanos, pero el artículo es de muy mala fe. Nosotros les pedimos que pongan específicamente que se contrate a médicos bolivianos. Lo de ellos es un diálogo tramposo, de agotar, cansar y perder poco. Hay unos borradores que están pendientes, pero no hay avances importantes", manifestó.

Romero dijo que no hay forma de detener el paro, porque ya hay una instructiva, aseguró que va la medida en La Paz y en Cochabamba. "Cada sindicato que tenemos está coordinando ya", aseguró.

Luis Enrique Aguilera, presidente interino del Colegio Médico cruceño, informó que el lunes a primera hora, en la Plaza principal, se hará un pronunciamiento, para luego ir al Hospital San Juan de Dios a dar las instructivas. Es muy probable que el paro sea indefinido", advirtió.

La crisis fue ocasionada por la aprobación de la Ley de Emergencia Sanitaria 085/2020-2021 en la Cámara de Diputados, que iba a ser aprobada en Senadores este lunes 1 de febrero. "Mientras se negociaba, había que parar el procedimiento por 72 horas, y de ahí recién ir a Senadores. Es una locura que el Ministerio de Salud quiera resolver todo en una reunión de una noche", dijo Romero.

La entidad matriz de los profesionales de Medicina exige la anulación de varios artículos de la Ley de Emergencia Sanitaria 085/2020-2021, como el número 29, que impide el derecho a la protesta. También cuestiona el artículo 28, que abre la posibilidad a la contratación de profesionales que hubieran concluido sus estudios en el extranjero. 

Del mismo modo, están en la mira los artículos 27, de cláusula de confidencialidad; 22, sobre excepcionalidad en el ejercicio de competencias, que faculta al Gobierno central a ejercer las competencias de las entidades territoriales autónomas; y los artículos 7 y 8, de conformación del Consejo Nacional Estratégico de Emergencia, que excluye a gobernaciones, municipios y médicos.


Comentarios