Escucha esta nota aquí

Tres heridos y al menos 20 detenidos es el resultado de un nuevo enfrentamiento entre cocaleros y policías en la ciudad de La Paz. Este nuevo choque empezó a las 15.00 y tres horas después continuaba con una nueva confrontación debido a que los campesinos se reagruparon y volvieron a cercar el mercado de la Asociación Departamental de Productores de la Coca (Adepcoca), ubicado en el barrio paceño de Villa Fátima. 


Los videos que muestran las emisoras yungueñas -como FM Bolivia o Radio Yungas- permitieron observar que los cocaleros fueron heridos con los proyectiles de gas y los balines de goma. Pero también apareció un campesino, que según los propios cocaleros, fue arrojado por la Policía a un barranco.


Pedro Mullisaca es el nombre del campesino que fue rescatado de las orillas de uno de los ríos en la zona de Villa Fátima. Según los denunciantes en los videos, la víctima es de la tercera edad y cayó al menos 30 metros cuando eran perseguidos por la Policía.


“Estaba conmigo, la Policía le ha empujado”, se escucha el relato en uno de los tres videos que publicaron sobre este suceso. Otras dos personas también mostraron heridas, una de ellas en la cabeza. El cocalero se identificó como Efraín Mamani, que pertenece a la regional Chamaca y dijo que fue herido con un balín de goma.

Video: FM Bolivia


En cuanto a los detenidos, la Policía informó que tienen una decena de aprehendidos, pero los videos permiten ver que son más de 20 personas que fueron llevados en las camionetas de la entidad policial. Los uniformados aseguraron que uno de ellos fue capturado con dinamita, pero al mostrar el contenido de la mochila que decomisaron no había el artefacto. Luego dijeron que se trataba de “material explosivo”, mientras el aprehendido gritaba, “cuál dinamita, cuál dinamita, por qué se mienten” mientras era subido a uno de los motorizados.


A las 18:00 los cocaleros lograron reagruparse y nuevamente empezaron a bajar desde su hospital, que se convirtió en su nueva sede, hasta Adepcoca. Mientras, la Policía empezaba nuevamente a movilizar a todos sus efectivos en medio de la rechifla de los vecinos que empiezan a cansarse de ocho días de conflictos.



Comentarios