Escucha esta nota aquí

El hombre que embarrancó, en estado de ebriedad, una patrulla en la ciudad de La Paz, se entregó este jueves a la Policía Boliviana. Alega no recordar lo que sucedió el domingo por la noche, en la zona Ciudadela Ferroviaria.

Su abogado, Milton Andrade, explicó que su cliente padece lagunas mentales y no recuerda lo sucedido. Se someterá a la justicia y está dispuesto, dijo, a colaborar en las investigaciones para esclarecer el asunto.

“Estaba en estado de ebriedad, él tiene lagunas mentales, no quiere ser irresponsable, quiere que se esclarezcan los hechos y someterse a lo que la ley manda”, explicó el jurista en instalaciones de la Policía.

El hecho salió a la luz por la grabación en la que se muestra cómo el individuo ingresa al motorizado, lo conduce, se estrella y después se da a la fuga, dejando abandonado el motorizado con evidentes daños materiales.

“No recuerda muchos pasajes; al ser noticia pública, él se enteró y quiere que la situación se aclare para asumir la responsabilidad si el caso amerita. No ha sido una situación normal”, manifestó el abogado.

Los datos indican que el hombre se encontraba al interior de un minibús, se negaba a pagar su pasaje y el conductor llamó a la Policía, que se hizo presente. Luego se las arregló para burlar a los uniformados, tomar el mando del vehículo patrullero y darse a la fuga.

Comentarios