Escucha esta nota aquí

Juan de Dios Rodríguez, director del Comité de Operaciones de Emergencia (COE), informó que debido al aumento de contagios en Pando y la amenaza de ingreso de una nueva cepa de origen brasileña (P.1), el hospital Covid Hernán Messuti, de Cobija, está saturado, además, hay escasez de oxígeno. Así lo reportó el diario Perla del Acre.

En Cobija, en el hospital de referencia que tenemos, Covid Messuti, ya estamos prácticamente saturados. La capacidad de abastecimiento de la planta de oxígeno impide habilitar mayor cantidad de camas para internación, ya no hay espacio, estamos preocupados”, aseveró Rodríguez.

La nueva variante del coronavirus ocasionó que, en Manaos, como en otras ciudades de Brasil, los centros de salud y hospitales estén colapsados y registren varios fallecidos. La nueva cepa no ataca solamente a las personas que tienen una enfermedad de base, sino a gente joven en el vecino país, explicó el director del COE.






No descartó que, con esta situación, se desate una tercera ola de contagios, porque según el reporte epidemiológico, en tres días se tiene al menos 200 contagiados. El Servicio Departamental de Salud (Sedes) envió 18 muestras al Brasil para determinar si se trata de la variante del vecino país.

Las autoridades de salud, municipal, departamental y nacional, evalúan cada semana el comportamiento del coronavirus y se evidenció el incremento considerable de casos en la región amazónica, principalmente en la capital pandina.

“Lamentablemente se ha incrementado la cantidad de pacientes, en los últimos días, todos los espacios fueron cubiertos, 15 pacientes en medicina interna y cinco en terapia intensiva. Cada vez a más corta edad, de 20 pacientes 17 son menores de 45 años y eso es muy preocupante”, explicó Delio Sosa, director del nosocomio. 

Sosa pidió a la población cumplir con las medidas de bioseguridad como el uso correcto del barbijo, el lavado de las manos y el distanciamiento físico, caso contrario puede generar más contagios y los hospitales no están en condiciones de recibir y atender a mayor cantidad de pacientes.

Sospechan presencia de cepa brasileña

La sospecha de la presencia de la cepa brasileña del coronavirus en Bolivia crece, mientras el Gobierno amplía el periodo de vacunación contra esa enfermedad por un mes, hasta octubre.

A las zonas fronterizas donde se presume está la variante de Covid-19, Cobija, Guayaramerín y Riberalta, se sumó Puerto Quijarro, en Santa Cruz. 

La directora Nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud, María Bolivia Rother, afirmó el jueves que en el Gobierno “piensan” que la cepa brasileña, una variante del Covid-19 que es más “peligrosa”, ya está en Bolivia, dado los aumentos “abruptos” de casos positivos de esta enfermedad en las regiones fronterizas de Cobija (Pando), Guayaramerín y Riberalta (Beni).

“Hay varias variantes, a nosotros nos preocupa la variante brasileña; pensamos que ya está en territorio boliviano. Hemos tenido, la semana pasada, un brote de coronavirus en el norte del Bolivia, en Guayaramerín, Riberalta y Cobija, Pando, donde sabemos que hay un flujo constante de personas entre Bolivia y Brasil, porque hay mucha gente que trabaja en Brasil y vive en Cobija o viceversa; hay niños que estudian en Epitaciolandia (Brasil) y viven en Cobija, entonces hemos tenido un aumento de casos, un brote, y sí, pensamos que es la sepa brasileña”, declaró Rother a Unitel.


Comentarios