Escucha esta nota aquí

En el hospital San Juan de Dios, de la ciudad de Tarija, se implementará un plan de contingencia para atender a pacientes por Covid-19 en la Unidad de Terapia Intensiva (UTI), luego de más de dos meses en que no hubo casos graves para intubación.

La directora de ese nosocomio, Shirley Cuenca, dijo que se preparan para recibir a enfermos con esa patología, ya que tienen personal y el equipamiento para la atención.

"Estamos en alerta tras la noticia del ministro de Salud, Jeyson Auza, por la llegada de una siguiente ola. En el caso de Tarija será la cuarta ola a nivel departamental", afirmó.

El Ministerio de Salud advirtió que Bolivia está en puertas de una quinta ola por la pandemia a causa de la presencia de la subvariante BA2 Omicron y que varios estudios han demostrado que es más contagiosa que la BA1.

Cuenca indicó que, en caso de que no lleguen pacientes graves por Covid-19, la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) no se cerrará y seguirá funcionando en favor de enfermos de otras patologías que demandan su atención en el hospital.

"Lo vamos a seguir utilizando y no podemos desperdiciar el personal y equipamiento. Se desinfectarán los ambientes para los pacientes convencionales y gestionaremos  ítems ante el Gobierno central", mencionó.

Comentarios