Escucha esta nota aquí

El oxígeno líquido que llegó de Santa Cruz, luego de un largo viaje de cinco días de duración, fue llevado de inmediato a la planta de Praxair, en la zona Río Seco, en El Alto y empezó su distribución, luego de convertir el oxígeno líquido en gas medicinal. Pero los galenos afirmaron que lo que llegó es insuficiente porque el consumo de este insumo se triplicó en todos los hospitales paceños.


Esto es un paliativo, llegaron los balones a varios hospitales, pero con lo poco que nos aprovisionan se está racionalizando, siempre hay una probabilidad de descompensación. Por ejemplo, un paciente normal, estable, utiliza un tanque por día, pero en estas circunstancias necesita tres tanques”, explicó el presidente de la sociedad de neumología, Marco Antonio García.


El hospital del Norte en la ciudad de El Alto fue el primero en recibir el insumo, su director dijo que en este hospital no solo se atiende casos Covid-19, sino que existen neonatos que están en la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) que también lo requieren. Este hospital es el único de tercer nivel en esta ciudad y por tanto es el que atiende todo tipo de enfermedades.


Luego recibieron los hospitales de la hoyada paceña que llenaron los tanques de almacenamiento que tienen en el complejo hospitalario de Miraflores, donde están los hospitales de los seguros como la caja Petrolera, la caja Bancaria, la caja del Servicio Nacional de Caminos y la caja Cordes.


Los médicos saludaron el fin del conflicto y confían en que la empresa que suministra oxígeno desde Santa Cruz, tenga todas las facilidades para el traslado porque el camión cisterna que llegó podrá abastecer máximo una semana porque en este tiempo de pandemia el consumo de gas medicinal se triplicó en todos los centros de salud.


Respecto de las plantas de oxígeno, el ex ministro de Salud, Guillermo Cuentas, aseguró que no se trata de colocar una fábrica en cada ciudad. Recordó que Bolivia ha vivido este tipo de conflictos (bloqueos) antes y que no hubo este tipo de problemas (escasez de oxígeno), pero la pandemia y la demanda de gas medicinal ocasionó la dramática situación.


Esta mañana, la Gobernación de La Paz hizo conocer que licitaron la implementación de una fábrica de oxígeno para este departamento. El director de comunicación de esta entidad, Edgar Ramos, dijo que los procesos demorarán y por tanto la construcción de la fábrica de oxígeno tendrá demoras. El mismo será construido en el complejo hospitalario de Miraflores, donde se encuentran más de una decena de hospitales de segundo y tercer nivel.


Medicamentos


Pero el doctor García alertó que el otro drama que viven los hospitales es la falta de insumos y medicamentos, porque los medicamentos más necesitados ya están escaseando y los proveedores no entregan los pedidos que hicieron.


El exministro Cuentas, explicó que el bloqueo afectó a toda la cadena de producción de medicamentos, porque los laboratorios que fabrican en Bolivia los comprimidos requieren de materia prima que importan desde diversos países.


Estas empresas no pueden fabricar productos como la azitromicina y la hidroxicloroquina porque sus camiones estaban detenidos en los bloqueos. Estas empresas, dijo Cuentas, tenían sus plantas en la ciudad de El Alto, pero a consecuencia de la excesiva conflictividad en esta urbe terminaron por cerrar las mismas e irse a Cochabamba y Santa Cruz, donde actualmente trabajan.