Escucha esta nota aquí

“No estamos en contra del departamento de Santa Cruz, no estamos en contra de todos los empresarios y eso ahí se ha ido malinterpretando”, se justificó este miércoles el ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB), Juan Carlos Huarachi.

Dos días después de amenazar con la toma y “nacionalización” de empresas cruceñas, el dirigente afín al MAS señala que no está contra de todos los empresarios de esa región del país, solo contra algunos, quienes, a su juicio, financiaron el supuesto “golpe de Estado” de 2019.

“Estamos hablando de algunos empresarios que han financiado los paros, que han financiado el golpe de Estado, que han financiado el pago de paramilitares, que han financiado algunos grupos para paralizar el departamento de Santa Cruz, perjudicando a nuestros hermanos afiliados”, dijo en conferencia de prensa.

Durante la concentración tras la marcha de siete días del MAS, desde Caracollo (Oruro), Huarachi fue uno de los dirigentes masistas que asumió una postura más dura, advirtiendo, incluso, con trasladar la protesta a la capital cruceña, para hacer frente al movimiento cívico.

Sus declaraciones:


“Nosotros no hemos venido a generar violencia, pero si nos provocan aquí estamos, cuidado, no nos provoquen, porque esta marcha se puede trasladar a Santa Cruz, carajo, y vamos a ir a tomar las fábricas, las industrias”, advirtió el lunes.

Ahora sostiene que no se refería al sector productivo cruceño, sino a “autoridades de Petrobras, a algunos que han sido nombrados como autoridades, como ministros, viceministros para poder, de alguna manera, evitar el pago impositivo y otros que se han aprovechado de algunos decretos de subvención”.

Admitió que no se pueden expropiar industrias que son bolivianas. “No podemos ir a nacionalizar empresas de empresarios bolivianos, siempre se ha nacionalizado inversión extranjera, empresas transnacionales. No podemos ir en contra, reitero, de nuestros propios hermanos empresarios emprendedores”, complementó.

Más de dos millones de personas

El dirigente de la COB destacó que la marcha del oficialismo debe ser inscrita en el libro de los récords Guinness, porque, según los datos que recibió, hubo más de dos millones de personas, cantidad similar a toda la población de La Paz.

“Ha habido más de dos millones de marchistas, histórico, es más, esto creo que va a pasar al récord Guinness, son noticias que nos han hecho llegar, es importante destacar toda la movilización del pueblo boliviano”, sostuvo.´

Tras sus declaraciones, medios de comunicación revelaron que Juan Carlos Huarachi, actual ejecutivo de la COB, es parte del sindicalismo desde hace mas de 15 años, cobrando sueldos de entre 17.000 y 30.000 bolivianos por mes, pues el sindicalista se declaró en comisión y no tiene necesidad de trabajar.

Comentarios