Escucha esta nota aquí

En menos de 48 horas Marco Antonio Pumari fue aprehendido, trasladado y cautelado por hechos que son investigados desde 2019. El exdirigente del Comité Cívico Potosinista (Comcipo) es procesado en medio de varias “irregularidades”, de acuerdo a uno de sus abogados, Rafael Montoya, y de políticos de la oposición.

El jurista sostiene que en ningún momento el también excandidato a la Vicepresidencia de ‘Creemos’ fue citado a declarar por la quema de oficinas del Tribunal Electoral Departamental (TED) de la Villa Imperial. Sin embargo, se emitió una orden de aprehensión que fue ejecutada el jueves en medio de un gran operativo policial, que movilizó a más de 2.000 uniformados.

“No se han cumplido los requisitos de la norma, no se lo ha citado para que se presente al Ministerio Público, directamente han emitido la orden de aprehensión, pero desde ningún punto de vista correspondía, no hubo notificación previa. Este proceso data de octubre de 2019”, reprochó el abogado.

La segunda y tercera irregularidad se produjeron en el momento de la captura. Agentes de “inteligencia”, vestidos de civil y sin identificarse, fueron quienes agarraron a Pumari y lo introdujeron a una camioneta, para luego llevarlo hasta Betanzos, en la madrugada del viernes, sin siquiera decirle por qué lo habían detenido y manteniéndolo incomunicado.

La entrevista:


“Marco estaba en la zona baja de la ciudad, en una reunión virtual, fue abruptamente interceptado, lo sacan por la fuerza de su vehículo, personas que no estaban vestidas con uniforme, no le dicen nada, lo meten a una camioneta, le cubren la cabeza con algún objeto, no le dijeron dónde lo llevaban, lo amenazaban permanentemente, hasta de muerte”, reclamó Montoya.

El sábado el expresidente de Comcipo fue sacado de la celda policial y llevado “por seguridad” a Llallagua, donde fue cautelado en medio de la presión de organizaciones sociales afines al MAS y casi sin tener contacto con su defensa jurídica, que fue “presionada” y “restringida” por la Fiscalía.

“Hemos sido restringidos, no hubo una comunicación espontánea como debería ser, todo momento hubo presión, estábamos vigilados, estricta y cautelosamente, cuando en los hechos eso no debe ocurrir, se deberían respetar todos los derechos y garantías, una persona debe defenderse libre”, agregó su representante legal.

A la conclusión de la audiencia, en la que se definió su detención preventiva por seis meses, sus abogados apelaron la decisión judicial y ahora alistan una acción de libertad, enfatizando que se vulneran derechos y garantías de un debido proceso.

“Él está muy fortalecido, porque no olvidemos que como dirigente solo obedeció los designios que determinó el consejo consultivo de Comcipo, solo obedeció lo que decían las bases, moralmente está muy bien, pero lo que le preocupa es la familia”, agregó el jurista.

La esposa de Pumari, María Isabel Cusi dijo cuando supo que su esposo había sido trasladado a Betanzos acudió hasta el lugar con medicamentos y no se le permitió visitarlo. En Llallagua, cuando se llevaba a cabo la audiencia en el edificio de justicia, la mujer fue impedida de ingresar, a pesar de que tenía documentación para ayudar en la defensa de su marido. Después de varias horas y ante tanta insistencia, la mujer pudo estar en el acto judicial.

Al término de la audiencia, luego de que el juez Raúl Arnold Barriga determinara enviar a la cárcel de Uncía a Pumari, por seis meses, la diputada de oposición Lisa Claros criticó la decisión judicial al indicar que, a Pumari se le estaba separando de su familia (su esposa y tres hijos) al enviarlo a un recinto penitenciario alejado de la ciudad de Potosí, donde reside.

La dirigente de Comcipo,  Roxana Graz, calificó la detención del expresidente de la entidad, Marco Antonio Pumari, como ilegal y anunció un cabildo abierto el martes venidero.

Las irregularidades detectadas:

1. Efectivos vestidos de civil aprehendieron a Marco Antonio Pumari cuando se aprestaba a ingresar a su vehículo. La aprehensión ocurrió al promediar las 22:00.

2. No se le informó dónde lo llevaban y al momento de la aprehensión le cubrieron la cabeza

3. Durante la aprehensión, el exlíder de Comcipo fue amenazado hasta de muerte.

4. Sus abogados aseguran que Pumari nunca fue citado a declarar por la quema del edificio del TED de Potosí, ocurrido en 2019, como rezaba la orden de aprehensión, por lo que no hubo una notificación previa.

5. No se permitió a la esposa de Pumari, María Isabel Cusi, visitarlo y darle medicinas cuando estaba en Betanzos.

6. Similar impedimento ocurrió en Llallagua, cuando la esposa llegó al edificio judicial con documentos que le habían pedido los abogados para asumir la defensa de Pumari. El ingreso de la mujer solo fue permitido después de varias horas.

7. Políticos de la oposición critican la decisión judicial de que esté recluido en Uncía, lejos de su esposa y sus tres hijos.


Comentarios