Escucha esta nota aquí

La Conferencia Episcopal Boliviana (CEB) aclaró este jueves al Tribunal Supremo electoral, (TSE) que, en ningún momento puso en duda la capacidad técnica de esta entidad que organiza las próximas elecciones generales 2020, previstas para el 18 de octubre.

La aclaración fue realizada luego de que se conociera el mensaje inaugural de monseñor Ricardo Centellas, presidente de la CEB, durante la Asamblea Extraordinaria de obispos de Bolivia, que se realiza de forma virtual.

Entre otras cosas, Centellas manifestó que, con el actual padrón electoral no existen garantías para realizar una elección transparente y pidió fortalecer el proceso electoral.

“Cuando el mensaje se refiere a las elecciones nacionales a realizarse el 18 de octubre, está en un contexto que abarca más allá del tema del padrón electoral y que demanda la necesidad de fortalecer todo el proceso electoral. Nuestra preocupación está centrada en fortalecer la credibilidad de este Órgano del Estado para lograr elecciones libres y transparentes. En ningún momento se ha puesto en duda la idoneidad y capacidad técnica del Tribunal Supremo Electoral”, señala un comunicado de la institución católica.

Padrón electoral

La CEB añade que la aseveración de monseñor Centellas está referida al padrón electoral que viene a ser una herencia de gestiones anteriores y ha tenido en el tiempo muchas observaciones y debate en el ámbito nacional, así como recomendaciones de organismos internacionales.

“Somos conscientes de que las debilidades del actual padrón, deben ser solucionadas en un proceso de más largo tiempo con la participación de expertos y asignación de recursos que, en la actualidad, por el calendario electoral vigente, el Tribunal que usted preside no tiene el tiempo suficiente para realizar esta tarea”, expresa el documento dirigido al presidente del TSE, Salvador Romero.

Aconseja que sería muy positivo que, después de las elecciones nacionales, se pueda encarar este cometido con la rigurosidad y el tiempo necesarios que se requieren, con participación amplia de la sociedad civil y que fortalezcan los procesos electorales futuros.

La carta pública, firmada por monseñor Aurelio Pesoa, obispo Auxiliar de La Paz y secretario general de la CEB, expresa su confianza en la gestión de Romero y reconoce el esfuerzo que realiza en bien de la estabilidad política y democrática del país, “demostrando que la capacidad de concertación y diálogo que lleva adelante, es el único camino para fortalecer la institucionalidad democrática y electoral”.

Comentarios