Escucha esta nota aquí

En la homilía dominical, monseñor Sergio Gualberti, arzobispo de Santa Cruz, pidió que en este tiempo de crisis sanitaria mundial se cumpla el mandato de Jesús y no pensar en intereses personales, ni económicos, ni políticos, sino ayudar a los más necesitados, que pasan momentos difíciles por la enfermedad.

“No es momento de la irracionalidad y de la violencia, de las divisiones y de la corrupción, ni de aprovecharse de la pandemia para intereses económicos y políticos, sino de unirnos todos en la oración, ser responsables, preservar la vida de todos, ayudar a los más desamparados y crear un clima de serenidad y paz”, afirmó el líder religioso en su homilía durante la celebración de la misa dominical en la catedral de Santa Cruz de la Sierra.

En este día, que se celebra la versión número 54 de la Jornada Mundial para las Comunicaciones Sociales, Gualberti recordó el pedido del papa Francisco a los periodistas de que se cuenten las buenas historias en esta época de crisis sanitaria. “Necesitamos respirar la verdad de las buenas historias: historias que construyan, no que destruyan; historias que ayuden a reencontrar las raíces y la fuerza para avanzar juntos”, señaló.

El arzobispo agradeció a los comunicadores que día a día están en primera línea para informar a la población sobre el comportamiento de la pandemia. Animó a que se continúe informando de la misma manera a pesar de los peligros que representa este trabajo.

Desde que se registró el primer caso del Covid-19 en el país, la Iglesia realiza transmisiones mediante sus redes sociales para que lo feligreses puedan escuchar la palabra de Dios desde sus domicilios.