Escucha esta nota aquí

La Conferencia Episcopal de Bolivia (CEB) considera que no existen indicios sobre un “nuevo fraude” en las elecciones generales del 18 de octubre y pide a los diferentes sectores movilizados acatar los resultados, que dieron la victoria a Luis Arce con el 55,10 por ciento de votos.

José Fuentes, Secretario General Adjunto de esa instancia, brindó una conferencia de prensa, en la que aseguró que los comicios se desarrollaron en total transparencia, a tiempo de atribuir las protestas que existen en el país a una “sorpresa” por los resultados del sufragio.

Nosotros como conferencia episcopal no vemos indicios de un fraude electoral. Hemos seguido todo el proceso, hemos estado muy cerca del Tribunal Supremo Electoral y podemos afirmar que hemos tenido unas elecciones transparentes, hechas con profesionalidad, no quiere decir perfectas, pero sí transparentes, que han sido realizadas por un órgano electoral imparcial”, dijo el representante.

Desde el miércoles y hasta el viernes, existirá una nueva reunión nacional de obispos, que al igual que en agosto, se realizará de forma virtual y analizará la actual coyuntura que existe en territorio nacional, donde sectores piden, incluso, suspender la posesión del nuevo gobernante.

Las declaraciones:


“Hay un problema en el país. Hay un país partido en dos, y creo que el nuevo Gobierno tendrá mucho trabajo para unir a todos los bolivianos, y nosotros deseamos que haya mucha prudencia en las decisiones que se tomen y que se gobierne para todos y no se sigan políticas de revancha”, agregó Fuentes.

Recalcó que como Conferencia Episcopal no consideran necesaria la realización de una auditoría al proceso, reiterando que se deben aceptar los resultados “para construir un país en paz”, porque, a su juicio, la población está cansada de los conflictos.

“Enfatizar que la Iglesia Católica en Bolivia no tiene ninguna duda sobre la transparencia con la que fueron realizadas las elecciones. Hemos seguido muy de cerca todo el trabajo para llevar adelante este proceso, por tanto, no hay ninguna duda”, recalcó.

Finalmente, condenó la forma “oscura” en la que el MAS modificó los reglamentos de debate de Diputados y Senadores, anulando los dos tercios en algunos puntos importantes, atribuyendo a ese aspecto las manifestaciones que ahora se registran en algunas ciudades.