Escucha esta nota aquí

A través de un video, monseñor Ricardo Centellas, presidente de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), dio a conocer un pronunciamiento de la Iglesia Católica sobre los últimos hechos acontecidos en el país.

"No podemos seguir pasivos mientras se persigue a ciudadanos que han servido a Bolivia, con sus limitaciones (...); invitamos a los poderes del Estado Plurinacional a desistir del control total del poder, la revancha y persecución", dijo la autoridad eclesial en el mensaje.

Del mismo modo, dijo que la detención de la ex presidenta Jeanine Áñez, junto a varios de sus ministros, políticos, policías y militares, sin tener en cuenta garantías mínimas constitucionales y la presunción de inocencia, confirman la línea de actuación que lamentablemente ha mostrado el sistema judicial, que deja impunes a unos y criminaliza a otros, dependiendo del poder político en cada momento.

Centellas exigió, en respeto al debido proceso, que forma parte de los derechos fundamentales, reconocidos internacionalmente, la inmediata puesta en libertad de los detenidos. "No podemos callar ante la persecución política que va en aumento, recuerdo de tristes momentos de la historia, y no construye confianza, paz y reconciliación entre todos los bolivianos", dijo.

Para la CEB, la democracia es respeto a la verdad, "no se puede crear un relato falso de la historia, manipulando la conciencia de los bolivianos. Cuando se actúa en forma arbitraria, inventando la verdad, la democracia se muere, y el ejercicio del poder se convierte en imposición, que tarde o temprano perjudicará a toda la sociedad", advirtió Centellas.

Comentarios