Escucha esta nota aquí

El propietario de IME Consulting, Ignacio Mazarrasa ha señalado que si el Gobierno boliviano no cancela la deuda que tienen con él en un plazo de 48 horas, presentará una demanda por daños y perjuicios. El monto adeudo asciende a poco más de $us 2,1 millones (2 millones de euros).

El empresario ha insistido que todo este asunto sobre la compra de 170 ventiladores de emergencia para la lucha contra el coronavirus en Bolivia, lo está perjudicando y que, incluso, en las últimas horas estableció un contacto con Álvaro Coimbra, Ministro de Justicia boliviano, para remitirle toda la documentación sobre la transacción de la que su firma iba a percibir un 20% de los más de $us 4,3 millones (4 millones de euros) de la compra. Su margen de ganancia, de acuerdo al empresario, era de unos $us 875.874 (800.000 euros)

Mazarrasa, en entrevista con el medio digital español El Correo, indicó que si las autoridades bolivianas no están conformes con la operación, él está dispuesto a que les devuelvan los equipos médicos que han causado ya la destitución del ministro de Salud, Marcelo Navajas, y de otros funcionarios por la sospecha de sobreprecio en esta adquisición.

De acuerdo al diario digital, Mazarrasa cree que todo esto es un "montaje político". El empresario también informó que estaba prevista una actualización de los equipos para que funcionen a pleno rendimiento en los próximos días, además que la negociación del contrato se realizó solo en cinco días.

Por su parte, GPA Innova, la empresa que elaboró los respiradores indicó que ellos suministraron los equipos a IME Consulting, que pagó toda la compra. "Evidentemente IME Consulting ha pagado a GPA Innova los productos comprados", informó a EL DEBER el responsable de comunicación, Jaume Miras.

Comentarios