Escucha esta nota aquí

Tres explosiones fuertes de los tanques de combustible del Servicio Departamental de Caminos (Sedcam) de Chuquisaca con asiento en la localidad de Camargo sacudieron la monotonía del poblado. El director del hospital de Camargo, informó que ya llegaron cuatro personas heridas por esquirlas de vidrio.


“Tenemos cuatro heridos, son heridos por cortes de vidrio, hay más gente probablemente, pero por la intensidad de las llamas nadie se puede acercar, es intenso, acaba de suceder otra explosión más y eso dificulta el acercarnos, no tenemos condiciones para poder trabajar”, declaró el médico a radio Camargo.







Según el periodista que transmitía desde el lugar fueron tres explosiones que se produjeron y la primera es la que provocó el pánico de los pobladores por la intensidad, y la que afectó los inmuebles a varias cuadras a la redonda.


De acuerdo con su relato, no solo reventaron los ventanales, sino que la onda expansiva provocó la caída de muros de algunas casas. La denominada “parada sur” donde se erigen las tiendas que venden vinos y singanis sufrieron la caída de botellas y armazones que provocaron accidentes.


Se lamentó que no haya bomberos en la región y pedían que manden desde otros departamentos, porque Sucre tiene un cuerpo de bomberos que no está capacitado para atender este tipo de desastres.


El director del hospital dijo que es imposible acercarse al lugar tomando en cuenta que podría haber otras personas, pero la intensidad del fuego mantiene a las personas por lo menos a cuatro cuadras de distancia.


El galeno también dijo que al lado de este almacén del Sedcam se encuentra un depósito de llantas de maquinaria pesada y que la Alcaldía trataba de aislar. A lo lejos se podía notar un enorme depósito de las gomas hasta donde podría llegar el fuego.


De hecho, la piscina municipal que se construyó detrás del Sedcam ya ardía en llamas y en sus proximidades había vehículos que los voluntarios trataban de trasladar porque los conductores no aparecían.




Comentarios