Escucha esta nota aquí

La reunión del Gobierno con representantes de los pueblos indígenas de Beni en Trinidad, fue calificada como un “encuentro entre militantes” por el presidente de la Central de Pueblos Indígenas de Beni, (CPIB), cacique Abdón Justiniano, quien es uno de los portavoces de la marcha indígena que se dirige hacia Santa Cruz.


“Lo que diga el Gobierno es su versión, no somos nadie para juzgar, pero los hermanos que asistieron a esa convocatoria siempre lo hicieron, siempre estaban al servicio del MAS, que nuevamente estén a su servicio es responsabilidad de ellos, en algún momento se darán cuenta, entonces es una reunión de militantes”, declaró Justiniano.


En Beni, el Presidente Luis Arce asistió a un encuentro de pueblos indígenas en el que se discutirán las necesidades de estas naciones. En su discurso Arce Catacora demandó la unidad del sector y dijo que “la derecha” dividió a los indígenas en clara alusión a la marcha que avanza hacia Santa Cruz.


Más de 300 indígenas de Beni, Pando, Santa Cruz, y Tarija partieron el 25 de agosto desde Trinidad y llevan casi un mes de caminata protestando contra los avasallamientos, la vulneración de sus derechos y la falta de atención desde el Gobierno.


Curiosamente en ese encuentro de Beni, este jueves empezaron las “mesas de trabajo” que deben recabar los reclamos de los pueblos indígenas al Gobierno. El día de la inauguración, los representantes de los pueblos solicitaron desde electricidad en sus regiones, hasta hospitales. El Gobierno les dijo que se debe debatir esos pedidos e impulsar aquellos que son de necesidad urgente.


El viceministro de Autonomías, Álvaro Ruiz, dijo que este encuentro en Beni definirá las tareas y adelantó que no serán muy distintas a las que demandan los marchistas. “Respetamos la marcha, pero hasta el día de hoy todavía no tenemos el pliego petitorio, pero les quiero asegurar algo, el pliego petitorio no va a ser muy diferente al trabajo que ya estamos haciendo”, señaló Ruiz, según la agencia gubernamental ABI.


Justiniano dijo que, en todo momento, el Gobierno de Evo Morales primero, y luego el de Luis Arce, dividieron al sector valiéndose de dirigentes que siempre fueron militantes del partido de Gobierno y ahora intenta minimizar la marcha que crece a medida que se acerca a la capital oriental.


“Es la verdad, todos estamos en una acera diferente, pero no es derecha partidaria, hasta el mensaje que manejan nuestros hermanos es el mismo que manejan los voceros del MAS, ‘la derecha, neoliberales’, todo es lo mismo”, dijo Justiniano.


Aseguró que ellos no fueron convocados a ese "supuesto evento de unidad" y dijo que ese es el mensaje del Gobierno,"habla de unidad, pero en la práctica se dedica a dividir a los sectores, especialmente a los indígenas", remató.


 

Comentarios