Escucha esta nota aquí



Los casos nuevos de VIH-Sida en América Latina se incrementaron un 21% desde 2010, con aproximadamente 120.000 nuevas personas infectadas hasta 2019, según datos divulgados por la Organización Panamericana de Salud (OPS).

Las cifras se conocieron a propósito del Día Mundial de Lucha contra el Sida, que se celebra cada 1 de diciembre, como una forma de sensibilización contra  esta epidemia silenciosa que en 2019 se llevó 37.000 vidas en toda la región. 

No obstante, este número disminuyó con relación al 2010, cuando se reportaron 41.000 muertes por causas relacionada por el Sida en toda la región. 

Se estima que el 23% de las personas con VIH en América Latina y el Caribe desconocen su infección, y aproximadamente un tercio se diagnostica tarde, con inmunodeficiencia avanzada (menos de 200 CD4 por mm3 de sangre).

Con respecto a los tratamientos, la OPS asegura que aproximadamente 1,3 millones de personas que viven con VIH estaban recibiendo tratamiento antirretroviral (TAR) en América Latina y 210.000 en el Caribe a fines de 2019, lo que representa un 60% de cobertura de TAR entre todas las personas que viven con VIH en América Latina y 63 % en el Caribe.

Santa Cruz 

Las autoridades sanitarias informaron que de enero a octubre de este año se registraron 670 nuevos infectados en el departamento de Santa Cruz. El Servicio Departamental de Salud (Sedes) trabaja en la actualización de las estadísticas oficiales. 

El Programa de VIH-Sida tiene reportado en el departamento de Santa Cruz, más de 11.000 personas con VIH-Sida desde la gestión 1986, cuando se identificó el primer caso.


Acciones

Desde el comienzo de la epidemia de la infección por el VIH, las Américas han contribuido a la respuesta mundial con acciones basadas en un enfoque de salud pública y derechos humanos al VIH. En septiembre de 2016 los países miembros de la Organización Panamericana de la Salud aprobaron el Plan de Acción para la prevención y el control de la infección por el VIH y las infecciones de transmisión sexual 2016 -2021. 

Este plan pretende promover una respuesta acelerada, enfocada, más efectiva, innovadora y sostenible, allanando el camino hacia la meta de poner fin a las epidemias de sida e infecciones de transmisión sexual como problemas de salud pública en la región de las Américas para el 2030.

Comentarios