Escucha esta nota aquí


La Fiscalía de Cochabamba inició un proceso penal en contra de ocho policías que participaron del amotinamiento ocurrido en noviembre de 2019, informó el Viceministerio de Régimen Interior y Policía. Los efectivos son acusados por los delitos de sedición, instigación pública a delinquir, incumplimiento de deberes y ultraje a los símbolos nacionales.

La apertura de la causa fue "saludada" por el viceministro Nelson Cox quien considera que los policías no solo merecen procesos disciplinarios, sino penales porque incurrieron en delitos.

Desde el otro extremo, la representante de las esposas de los policías, Guadalupe Cárdenas, cuestionó el proceso. "Los están dando de baja a los policías por haber defendido al pueblo y les iniciaron otros juicios por el Ministerio Público para enviarlos a la cárcel. Bolivia, tu policía te necesita ahora", escribió en Twitter.

En respuesta, el viceministro Cox lamentó, a través de un boletín de prensa, que supuestas organizaciones de familiares de policías pretendan, bajo actos de presión, impedir y obstaculizar la prosecución de juicios penales contra "malos efectivos" que usaron la institución de orden para intereses particulares e irregulares, como el de intentar "dañar nuestra democracia apoyando un golpe de Estado".

"Como defensor de derechos humanos hace dos décadas, lamento mucho que aparezcan personas, como Guadalupe Cárdenas, convocando a movilizaciones y conflictos bajo el rótulo de embajadora de los derechos humanos, cuando no existe en su trayectoria social una sola acción por la que se pueda merecer semejante denominación, razón por la cual el Ministerio de Gobierno reitera que va a precautelar la seguridad interna para que prevalezca la armonía y la paz social en el país", señala Cox en el boletín de prensa.

Este miércoles, el excomandante de la Policía durante el gobierno transitorio de Jeanine Áñez, Rodolfo Montero, fue enviado a la cárcel de San Pedro, en La Paz, acusado por los delitos de genocidio, homicidio, lesiones graves y leves por los hechos ocurridos en Senkata en noviembre de 2019.





Comentarios