Escucha esta nota aquí

Una orden de desalojo fue emitida por el director departamental del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA), Adalberto Rojas Arteaga, en contra de la Comunidad Indígena Chiquitana, 3 de Octubre, la orden fue firmada el 31 de octubre y podrá hacerse efectiva hasta el próximo martes 7 de septiembre, informó el dirigente, Oscar Osibaga.


“El director interino nos dijo que daría solución a las demandas de los originarios, pero resulta que en vez de notificarnos para presentar documentación y empezar a dar solución al tema agrario, nos mandan una notificación de desalojo; dice que mandaron una comisión de inspección, mi predio tiene una inspección del 2018 hecha por el INRA, mi predio tiene antecedentes jurídicos desde 2014, yo estoy aquí desde 1994”, protestó Osibaga.


Las autoridades departamentales indicaron que ya empezó el desalojo en esa zona. Asimismo, la diputada, María René Álvarez (Creemos) informó que asistió a una asamblea de los indígenas donde le comunicaron sobre estas órdenes que les dan un plazo de 72 horas para abandonar el lugar.


Osibaga aseguró que ellos resistirán la orden porque consideran que no pueden ser desalojados de una tierra que les pertenece. Están dispuestos a demostrar ante las autoridades todos los derechos que tienen sobre esas tierras.


Denunció que las personas que llegan para apropiarse de estos lugares son claramente foráneos porque los indígenas del lugar se conocen entre todos y los nombres y apellidos que tienen los 'avasalladores' no son conocidos en la zona.


Asimismo, reató que él y varios de sus compañeros están en sus trámites desde hace seis años para consolidar sus predios; sin embargo, los funcionarios del INRA siempre les dieron largas e ignoraron los documentos que presentan o generan falsas expectativas entre los indígenas.


Adelantó que si el INRA persiste en desalojarlos ellos tomarán medidas de presión porque no renunciarán a sus propiedades que son del siglo pasado.




Comentarios