Escucha esta nota aquí

Un operativo de inspección a las funerarias de la ciudad de La Paz sorprendió a las autoridades por las numerosas irregularidades detectadas. La intervención estuvo a cargo del Viceministerio de Defensa del Cosumidor, el Servicio Departamental de Salud (Sedes), la Alcaldía paceña y la Policía.

“Algunas unidades no están dando las condiciones. Se ha visto cadáveres apilados en el piso, en un cuarto común con basura y residuos comunes y biológicos. Se ha visto que no están con las bolsas de bioseguridad respectivas ni los cajones funerarios adecuados”, describió el jefe de brigadas Covid del Sedes, Gustavo Lima, a Erbol.

El funcionario del Sedes reconoció que en algunos lugares sí se cumplen las especificaciones y protocolos dispuestos por las autoridades. Sin embargo, lamentó que, en otros, se ha incumplido las normas y se ha detectado faltas a protocolos en varias de ellas.

El operativo se realizó en alrededores de la avenida Busch, en la zona de Miraflores, donde se concentran las funerarias y salones velatorios que operan en la ciudad.

En una de las funerarias intervenidas, se acumularon infracciones suficientes para que la Alcaldía precinte la instalación y proceda con la suspensión de la actividad económica. Asimismo, su propietario fue detenido por la Policía, indicó Lima

De acuerdo al reporte emitido tras el operativo, la mencionada funeraria suspendida presentó irregularidades graves. Se observó el mal manejo de los cadáveres puesto que, de seis cuerpos encontrados, dos no tenían identificación. También se constató la presencia de un cadáver que permanecía en el lugar desde el 26 de eneroexplicó Paola Ajnota del Viceministerio de Defensa del Consumidor.

En el operativo se detectó que, aparentemente, se realizaban velatorios incumpliendo las disposiciones del Sedes y desconociendo las limitaciones de aforo en espacios cerrados.

Comentarios