Escucha esta nota aquí

La instalación de un comando de incidencias en el municipio de Macharetí (Chuquisaca) para la atención de los incendios y el acopio de la ayuda que se distribuirá a la población necesitada es la nueva estrategia gestada por las autoridades y que fue anunciada tras realizar un sobrevuelo en esta región del Chaco boliviano, que concentra los incendios.

El ministro de Defensa, Luis Fernando López, manifestó que lo principal será la planificación y el orden para brindar la atención apropiada a las familias afectadas, trasladarse a los lugares donde se encuentra la gente necesitada, conocer sus demandas y que la ayuda llegue directamente a las personas indicadas.

Vale recordar que en la última semana los incendios forestales en el Chaco chuquisaqueño se salieron de control y quemaron más de 15.000 hectáreas de pastizales abocados a alimentar a animales de la zona (ganadería). Macharetí e Incahuasi son las regiones más afectadas por el fuego y la sequía, y a esto se suma que son lugares de difícil acceso.

“Se definió instalar un comando de incidencias que recoja las necesidades de la población, como lo hemos hecho en varios lugares del país, trabajando de manera coordinada”, señaló López, tras el sobrevuelo realizado en las últimas horas con personal especializado y la ministra de Medio Ambiente, María Elva Pickert.

La ministra Pinckert dijo que la presidenta Jeanine Áñez dará señales para tomar nuevas estrategias en las próximas horas. "Así como hay organización en otro departamentos de Bolivia, también se instalará un Comité de Crisis en Macharetí", remarcó.

El comando de incidencias estará a cargo del Ejército, que también lleva adelante otro comando en el municipio de Camiri. En ese centro se almacenará toda la ayuda que llegue para la atención de esa población y otras comunidades, según el Gobierno.

Por otro lado, Defensa Civil está enviando  forraje, tanques de agua y equipamiento para mejorar las condiciones de la tropa que trabaja en las zonas de incendios.