Escucha esta nota aquí

Cinco camiones repletos de contrabando fueron interceptados en las últimas horas por personal de la Aduana de Chile. Estaban cargados con equipos electrónicos que debían llegar al departamento de Oruro, valuados en más de cuatro millones de dólares.

Los datos de medios de comunicación de la vecina nación destacan que se trata de uno de los procedimientos más grandes registrados en el último tiempo. Tuvo lugar en el control fronterizo instalado en Colchane.

“Al revisar la carga se estableció una gran cantidad de mercancías que carecían de documentación que acreditara su origen, así como también productos cuya importación está prohibida en el vecino país”, señaló el director regional de la Aduana de Iquique, Cristian Molina.

Entre los productos figura gran cantidad de televisores de distintas dimensiones, así como también ropa, calzados y hasta instrumentos musicales.