Escucha esta nota aquí

El comando de la Policía Boliviana ejecutó este miércoles una intervención a la dirección regional de Tránsito de El Alto y se procedió al cambio de su personal, debido a denuncias por presuntos hechos de corrupción.

"El ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, preocupado por las denuncias de corrupción contra servidores policiales de esta unidad, instruyó el relevo del personal y proceder con las investigaciones", dijo el nuevo titular del verde olivo, Johnny Aguilera.

Se nombró al coronel Sergio Bustillos como nuevo jefe de esa repartición y anticipan una investigación para dar con los responsables de las irregularidades, para remitirlos a procesos disciplinarios internos, pero en caso de la existencia de denuncias formales serán sometidos a la vía ordinaria.

Aguilera cuestionó a los funcionarios policiales de la unidad que, bajo pretexto de infringir la restricción por la cuarentena, sonsacaban entre 1.000 y 1.500 bolivianos a los infractores, cuyos motorizados eran enviados a garajes particulares.

"Exhortamos a la población que toda infracción debe pagarse o hacer el depósito en cuentas fiscales a nombre de la Policía Boliviana, pero no entregar dinero a los servidores de ninguna unidad policial", enfatizó, anticipando controles en otras dependencias policiales.