Escucha esta nota aquí

El presidente de Colombia, Iván Duque, llegó la madrugada de hoy a La Paz para participar en el acto de posesión de Luis Arce. El mandatario colombiano se reunirá con el flamante dignatario boliviano con el fin de fortalecer y modernizar la Comunidad Andina de Naciones (CAN), bloque que preside Colombia de manera pro tempore. 

Además, Duque se reunirá en la sede de Gobierno con su par paraguayo, Mario Abdo Benítez, con quien repasará la relación entre Colombia y Paraguay; y con el Rey Felipe VI de España.

Duque demoró su llegada a La Paz. Su arribo al aeropuerto de El Alto estaba previsto para las 21:20 del sábado, luego se notificó que llegaría a las 23:00, pero al final aterrizó pasada la medianoche. El presidente colombiano recibió honores militares por parte del regimiento Colorados de Bolivia-Escolta Presidencial y luego pasó revista al batallón. Se entonaron los himnos de Bolivia y Colombia y luego descendió a pernoctar a un hotel de la sede de Gobierno.

El mandatario colombiano se reunirá con Luis Arce luego de la posesión para abordar el fortalecimiento de la CAN, según publicó la prensa colombiana. Duque preside el bloque de manera pro tempore y tiene como objetivo implementar políticas de fortalecimiento para el desarrollo económico de las naciones que componen la organización. La CAN está conformada por Bolivia, Perú, Ecuador y Colombia.

Duque llegó al país acompañado por su jefe de gabinete, María Paula Correa, y los ministros de Relaciones Exteriores, Claudia Blum, y de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Carlos Eduardo Correa; la viceministra de Asuntos Multilaterales, Adriana Mejía, y la viceministra de Comercio Exterior, Laura Valdivieso.

El presidente colombiano se trasladará la tarde del domingo desde La Paz hasta Santiago para reunirse con su homólogo chileno, Sebastián Piñera, para abordar asuntos del bloque Alianza del Pacífico. Esa reunión estaba prevista realizarla en La Paz, pero la cancelación del mandatario chileno a la posesión de Luis Arce obligará a Duque a trasladarse al país vecino.