Escucha esta nota aquí

La expresidenta Jeanine Áñez podrá ser conducida de inmediato a la Clínica del Sur, debido a su delicado estado de salud. La medida ha sido dispuesta por unanimidad por los tres jueces que participaron en la audiencia de acción de libertad presentada por su hija Carolina Ribera.

La salida del penal y la custodia durante el periodo que requiera atención médica especializada queda bajo la responsabilidad de la directora del Centro de Orientación Femenino de Obrajes, Luciana Karina Figueroa. Con esta medida, el tribunal cautelar deniega la tutela a Ribera quien durante la audiencia suplicó "por humanidad" para poder ver a su madre.

La orden dictaminada por el juez cautelar deberá ser ejecutada de inmediato con el fin de precautelar la vida y la salud de Áñez.

Entre los considerandos previos, los jueces han observado "la vulneración de los derechos vinculados a la salud y la vida" por parte de la directora del centro. La resolución refiere 5 informes médicos consecutivos, desde el 15 de marzo, en los cuales se señala la hipertensión arterial sistemática de Áñez. 

Incluso, desde el 17 de marzo, la responsable del centro de salud del penal había constatado y sugerido el traslado de la exmandataria a un centro especializado para que sea "valorada por un médico internistas o cardiólogo y así evitar posibles complicaciones propias de la enfermedad mencionada".

Además de las descompensaciones reseñadas, los informes también mencionan otras dolencias que deberían ser observadas y valoradas por especialistas médicos a fin de disponer tratamiento correspondiente.

Áñez ingresó al centro de Obrajes el pasado 15 de marzo, tras dictarse en contra de ella las medidas cautelares de prisión preventiva por cuatro meses mientras se desarrolla la investigación por los delitos de sedición y terrorismo que pesan sobre ella.

Comentarios