Escucha esta nota aquí

En pleno ascenso de la curva de casos por coronavirus en Bolivia, este jueves, la presidenta Jeanine Áñez hizo oficial la posesión de la tercera ministra de Salud en su gestión, responsabilidad que asumió Eidy Roca bajo juramento.

La presidenta Jeanine Áñez fue la única que tomó la palabra en el acto de posesión. La nueva autoridad no intervino. "Bolivia necesita de sus mejores profesionales para enfrentar esta crisis de salud que estamos viviendo, y requerimos la misma calidad de profesionales para enfrentar la otra prioridad de Bolivia, la reactivación económica".

Luego manifestó que el Gobierno tiene la decisión de contar con el concurso de todos ellos. "Privilegiaremos su grado de profesionalismo, pero al mismo tiempo su honestidad y decencia para el manejo de la administración pública".

Áñez se refirió al caso de la compra con presunto sobreprecio, de 170 respiradores españoles. "Hemos enfrentado lamentablemente una crisis en el área de salud, reaccionamos inmediatamente y no vamos a interferir en la investigación que sigue en curso y que esperamos revele esta red de sabotaje y corrupción que ha sido montada no sólo para perjudicar al Gobierno, que sabemos somos actores políticos pasajeros, sino que puso en peligro la vida de familias bolivianas, eso no se perdona".

Retó a la nueva ministra a asumir este enorme desafío, en cuanto a lo específicamente sanitario. "Se trata de una crisis que nunca antes el mundo ha enfrentado, pero además el gobierno anterior nos dejó un sistema de salud sin equipamiento ni previsión y con gente improvisada o corrompida, por eso su misión es tan importante".

Le encargó a su nueva ministra que no solamente esté a la cabeza de las políticas públicas de salud, sino que debe reestructurar el sistema de salud, otorgándole transparencia, capacidad y compromiso.

Destacó que Eidy Roca tiene la calidad profesional para asumir este desafío. "Nuestra atención principal hoy está en Beni y Santa Cruz, estamos trabajando coordinadamente y de manera sostenida para atenderlos".

Sin embargo, en las siguientes semanas, cuando el país retorne a sus actividades de manera paulatina, dijo que "debemos redoblar nuestros esfuerzos en todo el país, pero también seremos las familias las que debemos cuidarnos para evitar la explosión de los casos positivos. 

La diputada del MAS, Sonia Brito, comentó que la posesión de la tercera ministra de Salud en la gestión de Áñez muestra que el nivel de inestabilidad del Gobierno es muy grande. "Nos preocupa más porque estamos hablando del área más importante ahora, porque debe encargarse de la lucha contra el Covid-19. Hay falta de una propuesta, un plan para enfrentar la pandemia", enfatizó.

Sobre las alusiones de la presidenta que en su discurso señaló que la gestión de Evo Morales dejó gente corrupta en los ministerios, replicó que "es un argumento ridículo, echar la culpa a funcionarios de quinto o sexto nivel y que no puede liberar de responsabilidades de los niveles centrales, los altos mandos del Gobierno. Estarían de más los ministros, intentar echar la culpa al MAS  es un argumento tonto", aseguró.