Escucha esta nota aquí

La expresidenta Jeanine Áñez, recluida en el penal de Miraflores de La Paz, presentó fiebre, vómitos y un fuerte dolor de cabeza durante el fin de semana y ayer. Por la tarde ingresó un médico personal y otro asignado por Régimen Penitenciario para valorarla. Lo único que descartaron fue que sea Covid-19 porque le hicieron una prueba rápida de hisopado faríngeo. Hoy le harán exámenes de laboratorio para confirmar qué origen tiene la infección.

El informe médico señaló que presenta un cuadro de dolor agudo en el abdomen, además de una sensación de adormecimiento en un lado de su cuerpo. Hace notar además que la exmandataria ha perdido mucho peso.

Pese a que se requirieron las pruebas de laboratorio y los estudios de manera inmediata, la gobernación del penal aceptó que se las tomen, pero en el transcurso de esta mañana, no antes.

La fiebre, el dolor y todos los indicios clínicos confirman que tiene una infección. Además, esa sensación de adormecimiento preocupa porque podría tener algún origen cardiaco o incluso neurológico, que debe descartarse de forma urgente.

La autoridad, que es acusada por los delitos de terrorismo, sedición y conspiración, presentó un memorial dirigido a la directora de la cárcel, en la que señala que presenta fiebre de 40 grados, y por eso los médicos le solicitan ingresar de forma urgente para hacer un hemograma completo, y ver los índices de glicemia, creatinina, nitrógeno uréico en sangre, lactato deshidrogenasa, amilasa, lipasa, fosfatasa alcalina, examen general de orina y rayos x de abdomen.

Estos estudios serán realizados por la empresa Lab Clinic. A las 8:30 se le realizará además, una ecografía doppler y a las 9:00 las pruebas de sangre.

La indisposición que la señora Áñez había sufrido desde el sábado fue informada a la defensa por los médicos del penal, durante la mañana de ayer.

Los integrantes de la defensa lamentaron que Régimen Penitenciario genera una duplicidad de atención. Cada vez que un médico privado la ve, debe ser en presencia de otro del IDIF. Igualmente, se realizarán dos pruebas de laboratorio de la paciente.

Peligro

El 7 de abril pasado, un informe médico señaló que Áñez presentaba un cuadro de infección urinaria, que estaba en tratamiento, así como un peligroso descenso en los niveles normales de sodio, potasio y cloruro en la sangre, porque tiene dos enfermedades que, si se agravan, pueden provocar complicaciones en el corazón y en el cerebro .

Tenía un desequilibrio hidroelectrolítico, que son minerales en el cuerpo que tienen una carga eléctrica. Se encuentran en la sangre, la orina, tejidos y otros líquidos del cuerpo. Genera deshidratación e hipervolemia (edema). Por alteración del sodio: hiponatremia e hipernatremia. Por alteración del potasio: hipopotasemia e hiperpotasemia. 

En casos severos puede conducir a problemas cardiacos, alteraciones neuronales, mal funcionamiento orgánico, la muerte. Los electrolitos juegan un papel vital en el mantenimiento de la homeostasis dentro del cuerpo.



Comentarios