Escucha esta nota aquí

La expresidenta Jeanine Áñez difundió este martes una carta a puño y letra desde la cárcel, en La Paz. Enfatiza que en el país “no hubo un golpe (de Estado), fue un fraude (electoral)”, responsabiliza a autoridades del Gobierno del MAS por lo que le pueda suceder y denuncia que los médicos de la cárcel le suministraron medicación de “alto riesgo”.

“Esta es una lucha por la democracia y vamos a darla hasta el final. La lucha por la democracia ha tenido cientos de víctimas en nuestra historia, bolivianos valientes que han perdido la vida y la libertad en la batalla. Yo soy una más, estoy serena aquí estoy y aquí estaré hasta que mi cuerpo aguante”, sostiene la exmandataria.

En la nota, la exjefa de Estado explica cómo fue aprehendida en Trinidad (Beni), “con más de un centenar de uniformados que llegaron armados hasta los dientes”, reiterando que sus sobrinos fueron torturados y el resto de sus familiares, amenazados.

Advierte que, si bien la Fiscalía sostiene que no tiene domicilio, su departamento está precintado, sin que le dejen sacar sus objetos personales y hasta su ropa. “Espero que a título de buscar ‘pruebas’ no se hayan llevado todo, porque sería un robo descarado”, sostiene.

Áñez, que cumple ocho días privada de libertad, primero en la cárcel para mujeres de Obrajes y ahora en Miraflores, deberá cumplir una detención preventiva de seis meses, dentro del caso de supuesto “golpe de Estado”.

El documento:

“No tengo ninguna prueba de terrorismo porque jamás he estado en cosas ilícitas (…) Nunca tuve ni tendré la intención de irme del país como lo hicieron en 2019 los que renunciaron cobardemente por no hacerse cargo de un país en llamas”, agrega.

Advierte además que “ya se llevaron mi libertad y ahora atentan contra mi salud (…) No confío en los médicos del Gobierno, ellos son parte del sistema de abuso y represión, y ya han demostrado que están dispuestos a arriesgar mi vida, inyectándome medicación de alto riesgo sin precauciones ni estudios previos”.   

Finalmente, pide al pueblo boliviano “que vele por la seguridad de mis hijos y mi familia si llegan a matarme”, instando a que la ciudadanía no se rinda ante la “dictadura”. “No van a doblegar mi espíritu ni van a cambiar la verdadera historia”, recalca.

Estas son algunas frases extraídas de la carta escrita por la exmandataria:

1. Mis primeras palabras al pueblo boliviano son de ánimo y firmeza: esta es una lucha por la democracia y vamos a darla hasta el final.

2. Aquí estoy y aquí estaré (en la lucha por la democracia) hasta que el cuerpo me aguante

3. Jamás fui terrorista. Asumí la presidencia por sucesión constitucional. No hubo golpe (de Estado), fue fraude

4. En mi arresto con más de un centenar de uniformados que llegaron armados hasta los dientes y torturaron a mis sobrinos, que solo estaban de visita en mi casa

5. Dijeron que no tengo casa siendo que tienen precintada mi casa sin poder entrar y sin saber qué se habrán llevado de ahí con el abuso que los caracteriza. Ni mis hijos ni ningún familiar han podido ingresar

6. En dos oportunidades fui citada por la Fiscalía para que me presente (a declarar) en sus oficinas, la citación me la hicieron en mi departamento del condominio Solaris, departamento 1B, que es de conocimiento público incluso para la Fiscalía, ya que ese es mi lugar de residencia.

7. No podemos entrar, estoy sin casa, no podemos sacar ropa, ni mis medicinas. Mis pertenencias personales como todo lo dejé a la vista porque no tenía intención de 'escapar'. Espero que a título de buscar "pruebas" no se hayan llevado todo ya que eso sería un robo descarado.

8. Nunca tuve ni tendré la intención de irme de mi país como lo hicieron en 2019 o los que cobardemente renunciaron por no hacerse cargo de un país en llamas donde sólo se gritaba Guerra Civil, digan si no fueron cobardes, pero eso no es todo, se llevaron mi libertad y ahora atentan contra mi salud

9. No confío en los médicos del Gobierno. Ellos son parte de un sistema de abuso y represión y ya han demostrado que están dispuestos a arriesgar mi vida, inyectándome medicación de alto riesgo sin precauciones ni estudios previos

10. Si algo mayor llega a pasar con mi salud, responsabilizo a Luis Arce, Eduardo del Castillo, Johnny Aguilera, Iván Lima y autoridades del régimen penitenciario (Laura me hostiga)

11. Querido pueblo boliviano: Soy una madre soltera y si llegan a matarme por uno u otro medio sólo quiero pedirle al pueblo boliviano que vele por la seguridad de mis hijos y de mi familia, y que Bolivia no se rinda jamás frente a la dictadura

12. No van a doblegar mi espíritu ni van a cambiar la verdadera historia, no hubo golpe, fue un fraude


Comentarios