Escucha esta nota aquí

Patricia Hermosa, exjefa de gabinete de Evo Morales, se presentó este lunes a declarar en en instalaciones de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) y admitió que recibió "siete u ocho" llamadas de él después del 10 de noviembre, jornada en la que el exmandatario renunció.

De acuerdo con uno de los abogados de Hermosa, las llamadas del exjefe de Estado con la expersonera fueron para culminar "asuntos administrativos" como una declaración jurada, de acuerdo a un reporte de Página Siete.

"Su comunicación ha sido para terminar trámites administrativos, las comunicaciones que vertió con el expresidente (Evo Morales) fue con un tema netamente administrativo como ser la declaración jurada (...). (Patricia Hermosa habló con el expresidente) más o menos unas siete u ocho veces", indicó el jurista entrevistado por Unitel.

Otro de los abogados de Hermosa, Gróver Salazar, manifestó que el fiscal de materia determinó la liberación de la acusada al no tener indicios de participar en hechos de terrorismo o de haber financiado a grupos terroristas, por los que es investigado el líder cocalero.

"El fiscal ha establecido que no existe ningún elemento que la vincule a la denunciada, en el entendido que no existen esos indicios racionales. No existen elementos de objetividad que la vinculen, que haya financiado a algún terrorista, que haya cometido actos de terrorismo", informó Salazar a esa misma red televisiva.