Escucha esta nota aquí

Hagamos lo que hagamos no alcanzará nada, si la población no entiende”, afirmó la mañana de este viernes el jefe nacional de Epidemiología, Virgilio Prieto, ante la dramática situación que persiste en el país a causa del Covid-19.

En medio del debate sobre reasumir o no el aislamiento total en algunas regiones, como La Paz, el especialista considera que, de nada servirá que se dicten esas medidas si no están acompañadas por el cumplimiento de la ciudadanía.

Hasta ayer Bolivia llegó a 75.234 personas infectadas, 2.894 decesos y 23.305 recuperados, pero se estima que en los próximos 45 días los contagios con coronavirus lleguen a 100.000 o 130.000, en el pico más alto de la pandemia.

Para finales de agosto y mediados de septiembre tendremos la cifra más alta, pero esta puede extenderse o acortarse según el comportamiento de la población”, advirtió Prieto.

El personero del Ministerio de Salud instó a que se vuelvan a aplicar los controles que existían al inicio de la crisis sanitaria, cuando se realizaban controles en los ingresos de zonas comerciales y se evitaba la circulación innecesaria de la población en vía pública.

“Bolivia es el único país donde se ataca a los profesionales médicos, están haciendo bloqueos, atacan ambulancias, esto está afectando. Esta enfermedad está lacerando a todos. Tenemos muchos fallecidos en el sector de salud y esto está lacerando a toda la ciudadanía”, acotó.

Hasta el jueves, 30 de julio, el Ministerio de Salud tenía registrados 75.234 casos positivos de coronavirus en todo el país, 2.894 decesos y 23.305 recuperados. El departamento de Santa Cruz reporta 33.990 contagios; La Paz, 15.595 casos; Cochabamba, 8.582; Beni, 5.376 casos; Tarija, 3.779 casos; Oruro, 3.073; Chuquisaca, 1.962; Potosí, 1.470; y Pando, 1.407 casos positivos.