Escucha esta nota aquí

La Policía Boliviana desplegó 13.000 uniformados, más de 500 motorizados y 500 motocicletas para prevenir hechos de tránsito y delitos en todo el territorio nacional durante la Semana Santa. En criterio del comandante nacional de la Policía, Jhonny Aguilera, los controles dieron resultados positivos y el jueves y viernes fueron jornadas tranquilas, aunque se registraron algunos incidentes de menor relevancia.

No hemos tenido novedades relevantes debido a los operativos realizados por los efectivos durante el feriado y podemos decir que han sido jornadas tranquilas”, señaló Aguilera, en contacto telefónico con EL DEBER.

Informó que en los nueve departamentos se atendieron 473 casos, entre intervenciones a lugares de expendio de bebidas alcohólicas, faltas y contravenciones policiales e infracciones de tránsito, que dejaron varios arrestados.

El comandante indicó que también se recibieron 229 denuncias en todo el país, de las cuales 135 fueron delitos atendidos por la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), 75 casos de hechos de violencia contra la mujer y 19 denuncias por robo de vehículos. Además, de que se reportaron 70 accidentes.

El jefe policial aclaró que estos registros de casos fueron bajos en comparación a otras fechas, donde se han registrado hasta muertes en accidentes de tránsito u en otro tipo de delitos.

Asimismo, explicó que la ciudadanía está acatando con normalidad el cierre con frontera con Brasil, donde la Policía está trabajando en conjunto con las Fuerzas Armadas, para hacer cumplir las medidas de bioseguridad y que se respete las restricciones en algunos municipios.

“En San Matías fueron destinados 26 efectivos, 64 a San Ignacio y 94 en Puerto Suárez. En estos tres municipios cruceños no se ha registrado incidentes. Mientras que en Guayaramerín (Beni) y Cobija (Pando), donde también se reforzaron los controles policiales, también la jornada se desarrolla de manera tranquila”, explicó.

Comentarios