Escucha esta nota aquí

Una mujer de 24 años fue abusada sexualmente por su exconcubino en Bermejo (Tarija). Acudió a la Policía Boliviana para presentar la denuncia y ante el caso, el comandante regional, Aníbal Rivas, señaló: “La víctima tiene dientes, ¿por qué no mordió a su agresor, por qué no lo arañó?

Sus declaraciones han causado revuelo en redes sociales. Incluso llegó a decir que la acusación de la víctima fue tardía que “hay muchas cosas que me hacen pensar de que la actuación (de la mujer ultrajada) fuera porque quiso que sucedan de esta manera”.

La agresión tuvo lugar el pasado viernes en el camino a la Colonia Linares. El presunto agresor fue identificado como E.O.P. y se encuentra prófugo, mientras diferentes sectores repudian las afirmaciones que el jefe policial hizo a radio Fides Bermejo.

Rivas criticó que el encuentro entre la joven y su expareja tuviera lugar en el monte. “Está permitiendo que el otro tenga la facilidad de cometer una agresión sexual”, manifestó, explicando que “se supone que, si un exconcubino o una exconcubina se quiere reunir, pues que lo haga en un lugar público  donde se sienta seguro o segura”.

El diario El País de Tarija consultó al uniformado sobre sus declaraciones y él se limitó a señalar que fueron “tergiversadas”, anticipando que en las próximas horas aclarará las cosas ante el Comando Departamental de la Policía.