El hecho se registró el domingo en la madrugada en la zona Irpavi II. La mujer, que también era modelo, tenía pensado viajar a México para especializarse, siendo ese el último trabajo publicitario que realizaba

11 de agosto de 2021, 9:53 AM
11 de agosto de 2021, 9:53 AM

La Policía Boliviana investiga la manipulación del celular de Amy Kaelyn Tovar Herrera (26), modelo y profesional médica que apareció muerta la madrugada del domingo, al caer de un edificio en construcción. Se indaga si fue asesinada. Producto del hecho también perdió la vida un hombre de unos 50 años. 

El hecho se registró en la zona Irpavi II, de la ciudad de La Paz, cuando ella acudió a grabar una campaña publicitaria, el último trabajo en ese ámbito que realizaría, antes de viajar a México para especializarse, según contaron sus familiares.

Su familia comenta que la joven no quería grabar el spot publicitario, que era sobre la inauguración de un edificio, pero que lo hizo presionada. Incluso comentan que el dueño de la empresa del edificio le ofreció vestuario y transporte hasta el lugar donde se filmaría el comercial.






Amy Kaelyn Tovar Herrera era modelo y médica profesional

La joven acudió al lugar, incluso logró comunicarse con la familia, indicando que no había nada en el lugar donde la habían citado y que retornaría a su casa.

Alrededor de las tres de la madrugada fueron borrando los estados que ella publicó en Instagram, pero para esa hora ella ya había fallecido”, denunció en la víspera Katy, una de las tres hermanas de la víctima.

Los datos indican que la última comunicación que mantuvo fue a las 20:00 horas y luego, a medianoche, su madre la llamó, ella contestó, pero solo se escuchaba una discusión en medio de mucho ruido.

Después la familia intentó nuevamente contactarse con Amy, pero ya no fue posible y ni siquiera respondió mensajes de WhatsApp. 

Nos dijeron que el dueño del edificio tiene mucho dinero, pueden obstaculizar la investigación, la verdad no sabemos y queremos que eso se esclarezca y se haga justicia”, reclamó la hermana.