(LEA LA CARTA) El grupo cumple una protesta en Cochabamba y se registran bajas. Piden la modificación de la Ley de Pensiones y el incremento de sus rentas

21 de julio de 2022, 14:30 PM
21 de julio de 2022, 14:30 PM

Un grupo de jubilados que cumple una huelga de hambre en Cochabamba envió una carta al presidente Luis Arce, en la que exigen un diálogo sobre la modificación de la Ley de Pensiones y el incremento de sus rentas.

La protesta se extiende por 15 días y se registran algunas bajas, por ejemplo, el miércoles un adulto mayor tuvo que abandonar el ayuno voluntario tras varios días sin ingerir alimentos, y se teme que otros requieran atención médica.

La misiva exige un encuentro entre la dirigencia de la Central Obrera Boliviana (COB), representantes de la Confederación Nacional de Jubilados del Sistema Integral de Pensiones (Conaljusip) y autoridades nacionales.

La carta:

Su pliego petitorio demanda una renta mínima de 2.250 bolivianos, igual al salario mínimo nacional, cuota sindical del 0.1 por ciento de cada boleta de pago, oficinas para sus representaciones en todo el país y la revisión de la nueva ley de pensiones.

“Como socialista que dice ser, demuestre por lo menos humanismo e instale de inmediato un diálogo por tiempo y materia”, se lee en la misiva, en la que se enfatiza que sus pedidos son el “clamor” de los más de 200.000 jubilados que existe en el país.