Escucha esta nota aquí

Jesús Vera, autoproclamado dirigente de las juntas vecinales y afín al MAS, recibió detención domiciliaria, tras estar detenido preventivamente desde noviembre, dentro del proceso de investigación por la quema de los buses PumaKatari en La Paz.

Tras cuatro meses de permanecer en la cárcel de San Pedro, el también excandidato a diputado logró beneficiarse de las medidas sustitutivas, ratificando que no participó de los hechos vandálicos en medio del conflicto electoral.

El Ministerio Público los imputó por la presunta comisión de los delitos de robo agravado, destrucción de bienes del Estado y riqueza nacional, instigación pública a delinquir y asociación delictuosa.

“Estamos seguros de que el juez ha actuado conforme a derecho y, bueno, es el primer paso que estamos dando para demostrar su inocencia de mi cliente Jesús Vera”, dijo a radio Erbol su abogado, René Vera.

Tras la renuncia de Evo Morales, por el fraude en los comicios del 20 de octubre, existieron noches de terror en la sede de Gobierno, donde grupos del MAS saqueaban y destruían bienes del Estado. Más de 60 motorizados del sistema municipal de transporte quedaron en cenizas.

Comentarios