Escucha esta nota aquí

En una audiencia cautelar que se desarrolló en la Corporación del Seguro Social Militar (Cossmil), el Juzgado Primero de Sacaba ordenó liberar con medidas sustitutivas a los dos pilotos del avión K8 de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB), que se estrelló contra una vivienda y dejó un muerto y cinco heridos.

El juez ordenó la detención domiciliaria, arraigo, prohibición de acercase al otro implicado y una fianza de 30.000 bolivianos para el piloto Neil Z. A., mientras que al copiloto, Juan A. V., le dio arraigo, la prohibición de acercarse al otro imputado y una fianza de Bs 5.000.

La libertad condicional para los dos funcionarios de la FAB fue dictada por el juez Lander Israel Claros, luego de que la Fiscalía presentó la imputación por el presunto delito de homicidio culposo.

La audiencia cautelar debía desarrollarse esta mañana en el Juzgado de Instrucción Penal de Sacaba, pero se suspendió porque los dos imputados no se presentaron porque aún continuaban internados.

Por esta razón se reprogramó la audiencia para esta tarde, en una sala de  Cossmil, donde se encuentran los pilotos con una baja de seis días.


Lea también

Comentarios