Escucha esta nota aquí

El juez Gary Bracamonte -que asumió la causa del gobernador de Chuquisaca Esteban Urquizu, imputado por abandono del cargo, incumplimiento de deberes y otros- rechazó este lunes un nueva solicitud de cesación a la detención preventiva por lo que seguirá detenido en San Roque donde cumple prisión por más de tres meses.

“Este juzgado dispone rechazar la solicitud de cesación a la detención preventiva impetrada por la defensa del ciudadano Esteban Urquizu por lo que aún deberá cumplir la detención preventiva en el penal San Roque en ambientes separados de quienes cumplen sentencia condenatoria”, señaló el juez al final de su resolución.

El fiscal departamental de Chuquisaca, Mauricio Nava Morales, informó que la autoridad política departamental en la audiencia devolvió tres pasaportes como muestra de que no tiene por qué salir del país o darse a la fuga, pero eso no desvirtúa que esos documentos no estén vigentes, además reclamó la situación de su salud y la Fiscalía le recordó que Urquizu no quiso someterse a un tratamiento.

“El juez evidenció que su derecho a la vida no está en peligro, no pudo cumplir con ninguno de los requisitos para acceder a la cesación de la detención preventiva”, enfatizó Nava Morales.

El Gobernador por el Movimiento al Socialismo (MAS) cumple detención preventiva desde el 5 de diciembre de 2019. Días antes, el 29 de noviembre, una jueza dispuso su detención domiciliaria, pero un vocal revocó esa decisión y ordenó su envío a San Roque, desde entonces permanece detenido.

Comentarios