Escucha esta nota aquí

En un inédito acto, el juez Décimo de Instrucción en lo Penal, Armando Zeballos Guarachi, retrocedió en su decisión de no permitir la salida judicial del exministro, Rodrigo Guzmán, para que asista al sepelio de su padre que falleció en la ciudad de Trinidad. Hasta las 15:00 la decisión fue de negar la salida y consultar a todos los sujetos procesales; sin embargo, a las 16:30 se conoció de una segunda resolución que permite este viaje.


“Se autoriza la salida judicial del imputado, Álvaro Rodrigo Guzmán Collao, para que sea conducido a la ciudad de Trinidad, Beni, para que asista al entierro de su señor padre, Rodolfo Guzmán Vaca, que sea por el plazo de 72 horas computables a partir de su salida del recinto penitenciario de San Pedro”, señala el documento que difundió la defensa del acusado.


El juez había emitido un decreto previo, a primera hora de la tarde, en el que pedía que el pedido de Guzmán Collao se ponga “en conocimiento de los otros sujetos procesales para que se pronuncien” y añadía que después de ese pronunciamiento él definiría si era procedente el pedido.


Los abogados reivindicaron el artículo 238 del Código de Procedimiento Penal (CPP) que faculta al juez a decidir los permisos que solicitan los acusados que guardan detención preventiva. Este precepto no menciona que el juez tenga que solicitar o pedir el pronunciamiento de los otros “sujetos procesales”.


Los otros sujetos procesales a los que se refiere el juez Zeballos son los querellantes y, los querellados; en este caso, son la Procuraduría General de Estado, los ministerios de Justicia y de Gobierno, la exdiputada Lidia Patty que es la denunciante del caso, la Fiscalía; y también los acusados por supuesto golpe de Estado: el exministro Álvaro Coimbra y la expresidenta, Jeanine Áñez, quienes también guardan detención preventiva.


No obstante, este nuevo decreto refiere que es de absoluta responsabilidad del alcaide del recinto penitenciario de San Pedro que la exautoridad vuelva al lugar donde guarda detención preventiva. Mientras tanto, la defensa empezó rápidamente los trámites para lograr los permisos correspondientes y ver la frecuencia de vuelos que hay a la capital trinitaria  


Comentarios