Escucha esta nota aquí

Una jueza de la ciudad de La Paz determinó declarar en rebeldía este viernes a los exministros de Defensa y Gobierno, Fernando López y Arturo Murillo, procesados dentro del caso gases lacrimógenos.

La decisión fue asumida por Claudia Castro, ante la inasistencia de ambas exautoridades a comparecer en el inicio del juicio por las presuntas irregularidades en la adquisición del armamento no letal.

Los dos extitulares son acusados de la supuesta comisión de los delitos de conducta antieconómica y de ocasionar daño económico al Estado. Uno se encuentra detenido en Estados Unidos y el otro permanecería en Brasil.

La jueza tercera anticorrupción emitió la disposición, a solicitud del Ministerio Público y la Procuraduría, entre otras instancias, quienes llevan adelante la causa contra López y Murillo, quienes no justificaron formalmente su ausencia.

La administradora de justicia, en entrevista con radio Erbol, dijo que se cumplió con la notificación y en la audiencia se hizo presente el abogado representante de López, pero también se aclaró que el mismo era defensor de Murillo, por lo cual se determinó seguir adelante con la audiencia.

El extitular de Gobierno se encuentra detenido en una cárcel federal de Miami acusado de conspiración y lavado de dinero por la adquisición, a través de una empresa estadounidense, de gases lacrimógenos con un sobreprecio de más de 2,6 millones de dólares, mientras que autoridades gestionan la extradición de López, que también es procesado por presunta conspiración.

Comentarios