Escucha esta nota aquí

A más tardar la primera semana de julio arribará al país una donación de vacunas Johnson & Johnson (J & J) contra el coronavirus, proveniente de EEUU, vía el mecanismo Covax.

Esta será la primera vacuna de una sola dosis que llegará a Bolivia. Hasta la fecha, el país recibió otros cuatro tipos de vacunas; Pfizer, Sinopharm, AstreZeneca y Sputnik V, todas de dos dosis. El anuncio de la llegada de más vacunas se realizó justo el fin de semana que la tercera ola superó los fallecidos de la segunda en Bolivia. 

Se espera que esta semana la Casa Blanca de Estados Unidos confirme la cantidad de vacunas J & J que designará a Bolivia, pues en total donará 14 millones de dosis a más de 14 países de Latinoamérica.

“Esperamos que sea una cantidad importante de Johnson & Johnson, llegarían hasta más tardar en la primera semana de julio. Ya hemos sido notificados”, dijo el viceministro de Comercio Exterior Benjamín Blanco a EL DEBER.

La cadena de frío que requiere la J & J es entre 2 a 8 °C, similar a la que necesita la Sinopharm, esta última por su fácil manejo de conservación se distribuyó a municipios urbanos y rurales.

Para julio ya se confirmaron más arribos de vacunas al país, esta vez de segundas dosis. Blanco detalló que según la programación que se acordó con el Fondo Ruso de Inversión, hasta el 9 de julio entregarán 25.000 dosis de Sputnik V, hasta el 20 de julio 200.000, y en agosto 400 mil, aunque las fechas no están reconfirmadas.

Además, esta jornada llegan a Cochabamba 500.000 dosis de Sinopharm y similar cantidad arribarán jueves a Santa Cruz. En total, con estas se podrá inmunizar a medio millón de personas, pues se guarda la mitad de las dosis para aplicarlas con un intervalo de 21 días.

El director del Programa Ampliado de Inmunización (PAI) Max Enríquez remarcó que se prevé aplicarlas en cuestión de semanas, pero esto dependerá del ritmo de cada departamento.

Enríquez señaló que hasta ayer al mediodía aún se definía la cantidad que se distribuiría a cada región.

Rango de edad

El director nacional de Epidemiología, Freddy Armijo indicó que esta semana, dependiendo de la afluencia de la población a los puntos de vacunación, se definirá si se reduce el rango etario a mayores de 30 años.

“Al tener disponibilidad de vacunas, esta semana se evaluará reducir el rango etario para cubrir a los mayores de 30 años, esto depende de la afluencia de la población a los puntos autorizados”, insistió.

Esta semana se continuará aún vacunando a mayores de 40 años, pese al pedido que realizaron varios departamentos, entre estos Cochabamba y Santa Cruz, de reducir el rango etario.

El fin de semana, el alcalde cruceño, Jhonny Fernández se reunió con el gobernador cruceño, Fernando Camacho y confirmaron que cOordinan junto a los empresarios la compra de vacunas.

Fernández detalló que se espera que los privados confirmen si apoyarán con recursos o con logística.

Más muertes en la tercera ola

Pese a que aún el país no entró en una fase de desescalada, las muertes por coronavirus de esta tercera ola ya superan las reportadas en la segunda ola.

En esta tercera ola, los ocho departamentos que enfrentan este repunte de contagios, excepto Tarija que está aún en la segunda ola, según el Ministerio de Salud y Deportes, suman 3.620 fallecidos mientras que, en la segunda ola, fueron 3.508 fallecidos; es decir que, hasta ahora y sin que esté controlado este último repunte, hay 112 decesos más.

Uno de los departamentos más afectados es Cochabamba donde casi se duplicó la cantidad de fallecidos en relación a la segunda ola. El jefe de Epidemiología del Servicio Departamental de Salud (Sedes), de esta región, Yercin Mamani, indicó que en esta tercera ola suman más de 550 fallecidos mientras que en la segunda fueron 318.

Explicó que el incremento de fallecidos se debe a varios factores, entre estos, que los contagios se aceleraron significativamente y un 15 o 20% de estos requiere atención especial.

En este departamento aumentaron los contagios a tal punto que en tres semanas sumaron 14.000 enfermos, una cifra similar a la registrada a lo largo de seis meses de 2020.

A esto se suma la saturación del sistema hospitalario. “Esto obligó a que lamentablemente mucha gente se quede en su casa hasta tener un cuadro severo y llegue a fallecer” lamentó, Mamani.

Santa Cruz es otro de los departamentos afectados y justo el fin de semana largo, la cantidad de decesos de la tercera ola superó a la segunda. En la segunda se contabilizaron 1.098 muertes. Mientras que, en esta tercera, hasta el 20 de junio suman 1.117; es decir, hay 19 muertes más a la fecha.

El gerente de Epidemiología del Sedes, Santa Cruz, Carlos Hurtado, en el informe diario lamentó que hay una tendencia a que aumenten los decesos y actualmente hay un promedio de 27 por día.

Agregó que, aunque en la última semana epidemiológica hay una esperanza con la desaceleración de contagios, aún no se puede hablar de desescalada y peor de control de la enfermedad.

En Beni en la segunda ola se registraron 128 decesos y en esta tercera ya superan los 300. En Pando, donde en la segunda ola se reportaron 58 muertes, mientras que en este último repunte superan el centenar. En Oruro también hay más decesos en la tercera ola.

No obstante, la primera ola se mantiene como el periodo de más luto con un total de 9.004 personas fallecidas.

Comentarios