Escucha esta nota aquí

El Gobierno Autónomo Municipal de La Paz no autoriza ningún incremento de pasajes en el transporte público que piden los choferes como condición para aplicar las nuevas restricciones de prevención sanitaria, informó este lunes el secretario ejecutivo, Marcelo Arroyo.

En esta línea, la autoridad de la Alcaldía también advirtió con sanciones a los infractores. “Quiero manifestar enfáticamente que la Alcaldía no acepta, ni autoriza ningún tipo de incremento de pasajes del transporte público; ninguna medida o restricción está sujeta al incremento del pasaje en el transporte público”, aseveró.

Arroyo recordó que el Comité de Operaciones de Emergencia Departamental (COED) de La Paz recomendó la reducción del aforo en el transporte público a un 50 por ciento como medida de bioseguridad ante la segunda ola de la pandemia en la región, además que las ventanas deben abrirse y el conductor y los pasajeros deben usar barbijo de manera obligatoria. 

“Estamos en proceso de análisis de la implementación de estas medidas a una nueva reunión en los próximos días, pero no se acepta ni autoriza ningún incremento”, reiteró Arroyo.

Recordó que la semana pasada debía aplicarse la restricción a los vehículos públicos de acuerdo a la terminación par e impar de sus placas, pero fue suspendida hasta que el gobernador Félix Patzi consolide las restricciones oficiales para la región metropolitana, ya que las mismas tendrán apoyo de la Policía Boliviana en su cumplimiento. 

De todas formas, en la ciudad de La Paz se asumen otras acciones, como el ingreso a bancos, mercados y supermercados, según el carnet de identidad.  

En entrevista con los medios de comunicación, el ejecutivo de la Central Única del Transporte Urbano de Pasajeros (CUTUP), Freddy Quispe, dijo que solicitan el incremento de pasajes “solo por tiempo de la pandemia”. Aseguró que no reducirán el aforo de capacidad de pasajeros porque tienen muchas deudas, de acuerdo a un reporte de la Agencia Municipal de Noticias (AMN).

Comentarios