Escucha esta nota aquí

El Ministerio de Relaciones Exteriores aclaró hoy martes que dos asesores fueron contratados por méritos profesionales ante críticas en redes sociales, en las que se apunta a que ambas personas obtuvieron sus cargos por ser amigos del hijo de la canciller Karen Longaric.

“La Cancillería de Bolivia cuenta con asesores, quienes fueron seleccionados con base en su destacada formación académica y experiencia profesional. La relación de la canciller Karen Longaric con estos jóvenes abogados ha sido fundamentalmente académica y profesional, por el área de su especialización en arbitraje internacional, materia de la cual Longaric es docente de postgrado”, explica el pronunciamiento.

Detalla que José Carlos Bernal es orureño y tiene 32 años. Inició su trabajo en la Cancillería el 18 de noviembre de 2019 como asesor del despacho de la ministra, con la responsabilidad de investigar y redactar documentos complejos sobre temas relacionados a controversias internacionales, derechos humanos, derecho internacional público y legalizaciones.

“Se graduó con máximos honores (Summa Cum Laude) de la Carrera de Derecho en la Universidad Privada Boliviana (UPB). Realizó su maestría en la Universidad de Harvard Law School y fue autorizado para ejercer Derecho por la Barra de Abogados de Nueva York. Trabajó como Asociado Extranjero en una de las mejores firmas de abogados de Madrid, Uría Menéndez. En Bolivia, trabajó en la firma Guevara & Gutiérrez, donde llegó a ser asociado senior. Desde el 2014 es docente de Pregrado y Postgrado en la UPB. Tiene múltiples publicaciones sobre arbitraje internacional y derecho corporativo. Por este desempeño profesional fue galardonado por rankings internacionales de abogados como asociado destacado y futuro practicante líder en Bolivia. Habla tres idiomas: español, inglés y alemán”, destaca.

Respecto a Ismael Franco, indica que nació y creció en Tupiza (Potosí) y tiene 30 años. Empezó como asesor de despacho el 3 de diciembre de 2019 en temas de negocios internacionales y arbitraje internacional, gestión institucional y derecho comparado. Es investigador de normativa extranjera, desburocratización y políticas públicas. 

“También se tituló con el mejor promedio de su generación y máximos honores (Summa Cum Laude) de la Facultad de Ciencias Empresariales y Derecho de la UPB, con mención académica en derecho corporativo. Es máster en derecho de regulación de negocios internacionales, litigio y arbitraje de la Universidad de Nueva York. Fue consultor para la Agencia de Gobierno Electrónico y Tecnologías de la Información y Comunicación (AGETIC) para la redacción del Proyecto de Ley de Apoyo al Emprendimiento y Economía Digital. Fue socio del estudio jurídico Tufiño & Villegas con enfoque especializado en derecho corporativo y tributario. Fue consultor del Banco Mundial como investigador de normativa en el proyecto Doing Business y de buenas prácticas en el proyecto Indicadores Globales de Gobernanza en Washington D.C., además de ser profesor de Derecho Privado en la UPB”, detalla.

Manifiesta que, en noviembre de 2019, las direcciones de Límites y Legalizaciones quedaron acéfalas. Luego de seis meses de trabajo como asesores del despacho de la Ministra de RREE y con un excelente desempeño, ambos fueron designados en esas direcciones.

“Ante las críticas vertidas en las redes sociales, Karen Longaric ha manifestado que se siente muy satisfecha de haber incorporado en el equipo de Cancillería a dos brillantes profesionales que aportan significativamente con su trabajo a la gestión institucional, y con sus conocimientos contribuyen a fortalecer y dar prestigio al Ministerio de Relaciones Exteriores”, concluye el comunicado.