Escucha esta nota aquí

Las declaraciones, ante la justicia, del director de la Agencia de Infraestructura en Salud y Equipamiento Médico (AISEM), Geovanni Pacheco, de la economista Jannet Enayda Zenteno y de la auditora Gabriela Claudia Pérez, consultora en línea del BID, establecen que la compra de los 170 respiradores de la empresa española IME Consulting, se realizó del 8 al 11 de mayo, aunque se demoró la llegada hasta el jueves 14. El proceso causó el retiro de dos abogados, uno por renuncia y otra por despido.

Jannet Zenteno relató que el 8 de mayo, hubo una reunión a pedido del director general de AISEM, Geovanni Pacheco. Allí, estuvo el director jurídico del Ministerio de Salud, Fernando Valenzuela; las dos mujeres interrogadas por la justicia y profesionales de Equipo Médico y Adquisiciones. 

Pacheco declaró que su participación en el proceso de contratación fue delegar “y sobre todo cumplir instrucciones del entonces ministro de Salud, Marcelo Navajas”

Hizo notar que el ex ministro Navajas, con carácter de urgencia, pidió a la AISEM que proceda a la adquisición del equipamiento específico. "No tuve tuición de la cantidad, marca, modelos, proveedores y precios de los equipos en cuestión”, argumentó.

En la reunión del 8 de mayo, Pacheco, con su equipo, instruyó iniciar el proceso para la compra de 270 ventiladores pulmonares, de los cuales 170 debían ser provistos por IME Consulting y los otros, por otras empresas. Tanto Zenteno,  como Pérez, relataron que en esa reunión, se instruyó al personal no retirarse de la oficina hasta terminar con la remisión de toda la documentación al BID.

Pérez, remarcó que en la oficina se encontraba Valenzuela. "Nadie me presentó, pero según rumores nos dijeron que era asesor del Ministro, por tanto lo conocí de vista en ese momento. Él y el director nos dieron la instrucción de hacer todo el proceso con urgencia puesto que ya era de conocimiento del Ministro de Salud y del BID Bolivia (Luis Buscarons)”. 

La profesional aseguró que incluso el pago del 50% ($us 3.457.425) ya estaba acordado para que se realice ese mismo día.
Valenzuela informó en esa reunión, según la profesional del BID, que el cónsul de Bolivia en España ya había inspeccionado la existencia de los equipos, y todo estaba coordinado. 

“Mi persona se sorprendió porque nunca antes había ocurrido algo similar con ningún otro director de la AISEM”, declaró Pérez.

Zenteno complementó que a la 1:00 de la madrugada del 9 de mayo, “la profesional de adquisiciones envió la solicitud de no objeción al BID a través de correo electrónico”. 

Luego, todas se retiraron y quedaron en el lugar Pacheco, el director jurídico del Ministerio de Salud, Fernando Valenzuela y el abogado encargado de la elaboración del contrato, Dámaso Villanueva.

A las 9:00, del 9 de mayo, tomo conocimiento de que el abogado Dámaso Villanueva, había renunciado y que entonces, el contrato sería elaborado por la directora de asuntos jurídicos, Mariana Galindo y la abogada Andrea Alarcón", declaró Zenteno.

Ese mismo día, la encargada de Adquisiciones de AISEM, Gabriela Pérez, recibió del BID las siguientes observaciones: ¿Por qué la compra de los ventiladores se estaba realizando a IME Consulting Global Services y no a la fábrica? y ¿Si el ejecutor tenía conocimiento de que los respiradores estaban en fase de prueba?

El director Pacheco, señaló que la pregunta se refería a que si los equipos iban a tener buen rendimiento técnico y sanitario en Bolivia. “Dicha pregunta fue respondida por el doctor Fernando Valenzuela vía escrita”. 

Valenzuela, según el director de AISEM, señaló que sí iban a tener rendimiento óptimo. 

Pese a estas observaciones, al final del mismo día (sábado 9 de mayo), el BID envió la no objeción al proceso de contratación.

Pacheco relató que conoció a Valenzuela en las oficinas del Ministerio de Salud. Posteriormente, “como asesor legal directo del (ex) ministro Navajas, se le delegó coordinar y trabajar con la AISEM para acelerar las compras y entregas de los ventiladores y otras actividades relacionadas”.

El domingo 10 de mayo, las abogadas Galindo y Alarcón elaboraron el contrato y Zenteno hizo la certificación del POA. 

El 11 de mayo, el director del AISEM, Pacheco, le entregó su carta de agradecimiento a la doctora Galindo.

Zenteno relató: “Nos enteramos que desde el 12 de mayo tendríamos un nuevo director de Asuntos Jurídicos en la oficina”.

Hasta ese día, se concretó el procedimiento. Pacheco complementó que el ex ministro Navajas pidió que el equipamiento llegue al país el 11 de mayo, pero no se pudo por el impedimento legal que existe en el país para no firmar contratos públicos los domingos. Por eso, se firmó el 11.

Ese hecho ocasionó, según Pacheco, el retraso del pago vía transferencia de la cuenta del BID al proveedor. Por eso, éste último, comunicó que no iba a cumplir con la fecha pactada.

A raíz de esto, ese mismo 11 de mayo, el Ministerio de Salud le instruyó a Pacheco que proceda a la contratación de un vuelo chárter en la ruta Cochabamba-Barcelona, Barcelona-Santa Cruz, entre los días 11 y 13 de mayo. En su declaración reveló que pagó a la línea aérea $us 230.000.

Los respiradores llegaron a Santa Cruz el 14 de mayo, según el director de AISEM, porque el vuelo chárter tuvo problemas técnicos al arribar a Barcelona (España), lo que ocasionó el retraso de un día.