Escucha esta nota aquí

Ante la emergencia por el Covid-19, la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA) ha planificado la implementación del Programa de Seguimiento de Forsa Santa Cruz, fase 2, que priorizará el componente de bioseguridad, en el periodo septiembre 2020-febrero 2021.

La iniciativa tiene como objetivo mejorar las capacidades técnicas del personal de salud en bioseguridad, gestión de residuos sólidos y gestión en salud. Será implementada en sitios seleccionados de los departamentos de Santa Cruz, Beni y Pando.

En Santa Cruz, beneficiará a cinco municipios de la provincia Obispo Santisteban; a cuatro de Ichilo; tres de Sara; dos de Warnes; cinco de Andrés Ibáñez; cuatro de Florida; dos de Manuel María Caballero; y cinco de Vallegrande.

En Beni, impactará en San Joaquín, San Ramón, Puerto Siles, Magdalena, Baures y Huacaraje. Mientras que en Pando, aliviará a Cobija, Porvenir, Bolpebra, Bella Flor y Filadelfia.

Programa Forsa y JICA en Bolivia

Entre los años 2008 y 2012 se implementó el Proyecto de Salud Integral de Extensión Comunitaria Psiec - Forsa Santa Cruz fase 2, bajo responsabilidad del Ministerio de Salud y el Servicio Departamental de Salud de Santa Cruz (Sedes), con la asistencia técnica de JICA.

En este proyecto se desarrollaron cinco componentes técnicos: calidad de atención materno-infantil, promoción de la salud, referencia y contra referencia, mantenimiento de equipos médicos y gestión institucional, alcanzando la cobertura a 30 municipios de Santa Cruz.

Durante su implementación, así como en la primera fase de Forsa (2001 – 2006), ha resaltado el rol del Hospital Japonés como centro de desarrollo de competencias, a partir del cual se realizaron las capacitaciones en temas seleccionados, y que se han extendido a las redes de salud rurales del departamento.

Luego se inició la réplica (2011-2012) a municipios seleccionados en Beni y Pando. Hoy, por la contingencia del Covid-19, se definió el Programa de Seguimiento Forsa.

JICA está presente en Bolivia desde 1978, respondiendo a las demandas y requerimientos del Estado boliviano, en concordancia con sus políticas. Actualmente, trabaja en dos áreas prioritarias: crecimiento económico sin dependencia de recursos naturales tradicionales, y promoción
de la inclusión social
, siendo el fortalecimiento del sistema de salud una tarea fundamental en esta segunda área.

JICA contribuyó a la construcción, equipamiento y puesta en marcha de hospitales de tercer nivel, como los Institutos de Gastroenterología de La Paz, Cochabamba y Sucre; así como el Hospital Germán Urquidi de Cochabamba, y el Hospital Materno Infantil de Trinidad, entre otros.