Escucha esta nota aquí

Una nave de la estatal Boliviana de Aviación (BoA) llegó ayer a Cochabamba con 334.400 vacunas de la empresa china Sinopharm. Las dosis son parte de un lote mayor de un millón y medio de unidades que llegarán de manera progresiva hasta este domingo y que comenzarán a ser distribuidas en las ciudades más pobladas del país, producto de una inédita coordinación que se instaló entre el Gobierno y autoridades opositoras de La Paz y Santa Cruz.

En realidad, fue el primer acercamiento de la administración de Luis Arce al nuevo poder local que se instaló el 3 de mayo, con las ciudades más pobladas del país bajo el control de fuerzas políticas contrarias al gobernante MAS.

El presidente Luis Arce, que había mostrado reparos por la “poca cooperación” de varios municipios del país en favor del plan nacional de vacunación, anticipó el lunes la necesidad de coordinar “con todos” porque el plan de reactivación de su Gobierno depende, en gran medida, de la inmunización contra el covid-19.

Por eso, los ministros de Salud, Jayson Auza, y de Economía, Marcelo Montenegro, fueron delegados por el presidente Arce para que tomen contacto con los gobiernos subnacionales. 

El primero de estos encuentros se produjo ayer entre Auza y la alcaldesa de El Alto, Eva Copa, además de su colega de La Paz, Iván Arias, y el gobernador del departamento, Santos Quispe. Ellos, que fueron elegidos por fórmulas opositoras, ahora aseguran que la campaña terminó para dar paso a la gestión.

“Hemos definido una ruta crítica de acción. En esta tercera ola tenemos que contar con la posibilidad de asumir acciones estratégicas contra las nuevas variantes y para esto tenemos un plan en cuanto a la contención y mitigación; otra característica importante es llevar adelante un proceso de vacunación”, afirmó el ministro durante la rueda de prensa que se produjo tras la mencionada primera reunión de coordinación.

Resultados

En el encuentro, que se prolongó por tres horas, hubo un debate sobre las responsabilidades, así como las actividades que asumirá cada actor en la distribución y administración de las vacunas, en lo que será -según anticipó Auza- “la mayor campaña de la historia del país”. 

La autoridad leyó el acuerdo que alcanzaron en la reunión e informó que el Servicio Departamental de Salud (Sedes) de La Paz debe realizar “una microplanificación” para llegar con la protección contra el coronavirus a todos los barrios y sectores.

“Esto se traduce en el acceso a la vacunación en todos los servicios de salud que sean posibles y se van a sumar a campañas masivas en coordinación estrecha con los gobiernos autónomos municipales”, afirmó el ministro de Salud.

Esta decisión guarda relación con una oferta que hizo el alcalde de La Paz, Iván Arias, de poner a disposición de las autoridades nacionales y departamentales la infraestructura que posee el municipio para la atención en salud.

Arias detalló que el acuerdo también establece una estrategia de contención para fortalecer los canales informativos sobre los efectos del coronavirus, así como de tratamiento. “Hemos hablado que funcione en el primer nivel, segundo nivel, unidades de terapia intensiva, pero se necesita mayor personal. El ministro dijo que se solucionará ese tema, se van a asignar ítems”, agregó Arias.

En cuanto a la distribución de los inmunizantes, el alcalde Arias destacó la apertura del Gobierno de coordinar la agenda de salud y anticipó que ya existe un plan que será presentado hoy.

La alcaldesa de El Alto, Eva Copa, calificó de importante la reunión y comprometió trabajar coordinadamente en varios frentes, pero, pidió la apertura de más centros masivos de vacunación en El Alto. En esa ciudad fueron habilitados centros de vacunación en la sede de la Universidad Pública de El Alto y en el Hospital del Sur, mientras que en La Paz se instalarán puntos de vacunación en el Centro de Convenciones Chuquiago Marka, en la facultad de Medicina de la UMSA y la Escuela Militar de Ingeniería (EMI).

En Santa Cruz de la Sierra se inmunizará en la Universidad Gabriel René Moreno, en la Universidad Ecológica y en la Feria Exposición (Fexpocruz). 

Operativo

El gerente de BoA, Ronald Casso, explicó ayer que se espera que otras dos naves lleguen en las próximas horas desde Beijing. En total serán tres operaciones aéreas para transportar un millón de dosis. El operativo concluirá el domingo, cuando lleguen al país 500.000 unidades de la Sputnik V desde la capital rusa, Moscú.

Los departamentos de Santa Cruz y La Paz recibirán entre un 24 y 27% de estas vacunas, anticipó el viceministro de Gestión del Sistema Sanitario, Álvaro Terrazas.

En tanto, Cochabamba accederá a un 17% y el resto será distribuido al resto del país, de acuerdo con el plan de vacunación.

El presidente Luis Arce recibió ayer en Cochabamba el cargamento que llegó en un avión de pasajeros Boeing 767, que fue acondicionado para el cargamento. El mandatario señaló que este operativo, que terminará el domingo, es el más grande que se desarrolló hasta el momento para transportar vacunas al país.

Arce aseguró que la llegada de las vacunas “implica más trabajo” para el personal médico, que ahora deberá redoblar esfuerzos para aplicar las dosis, y luego instó al gremio de la salud, que cumplió recientemente un paro contra la Ley de Emergencia Sanitaria, a sumarse a la campaña masiva.

“Llamamos a ese otro personal médico que siempre estuvo buscando pretextos para no trabajar, hoy le toca la posibilidad de reivindicarse y trabajar junto a su pueblo boliviano y que necesita de esos médicos. Se requiere del concurso de esa primera línea y que no sea un eslogan, sino que queremos verlos en primera línea vacunando a todos los bolivianos y bolivianas”, arremetió Arce.

Escenarios

En el encuentro que el lunes sostuvo con un grupo de periodistas, el jefe de Estado anticipó que este año será “muy complicado” para los gobiernos locales. Adelantó que la coordinación con esas entidades se realizará a través de sus ministros, pues varias cartas, con pedidos de audiencia, ya llegaron hasta la Casa Grande del Pueblo.

De hecho, el gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, envió ayer una carta al presidente Arce para coordinar el trabajo en salud, reactivación económica y el desarrollo del Censo,

“Esperamos que la carta sea respondida de forma afirmativa porque estos temas son urgentes y no pueden esperar”, afirmó el secretario jurídico de la Gobernación de Santa Cruz, Efraín Suárez.

El registro de población y vivienda, un operativo necesario para la asignación de recursos y distribución de escaños, está previsto para 2022, según el portavoz de la Presidencia Jorge Richter, aunque las autoridades del Instituto Nacional de Estadística (INE) no expresaron criterios técnicos.

El exministro de Autonomías Hugo Siles señaló que el Censo es un proceso complejo y que no es recomendable hacerlo en una fecha próxima a elecciones.

En todo caso, y ante los pedidos de reunión, Arce había anticipado que las autoridades del Ministerio de Salud comenzarán con esas coordinaciones para que “las vacunas lleguen a las provincias y no terminen almacenadas”.

El lote de vacunas que llegó ayer a Bolivia le dará un respiro al Gobierno, especialmente en las ciudades capitales del país, donde se sentía la carencia de los inmunizantes. Hasta el martes, 734.162 personas recibieron la primera dosis de las vacunas, en un proceso de vacunación masiva que se extenderá durante los próximos seis meses.

Comentarios