Escucha esta nota aquí

A través de un comunicado, la Empresa Siderúrgica del Mutún confirmó que en los términos de referencia del proceso de contratación que ganó el bufete Alliance, conformado por los exprocuradores Pablo Menacho y Héctor Arce para un contrato de Bs 2,5 millones de prestación de servicios con la Empresa Siderúrgica Mutún, no exigió como requisito el contar con el Registro Público de Abogados (RPA).

Según el Sicoes, el objeto de contratación fue brindar servicios jurídicos para defensa en proceso arbitral ESM- Jindal Steel. La adjudicada fue Alliance Abogados Asociados S.C., por un monto de Bs 2.505.600. La modalidad de contratación es “por excepción”.

“Es preciso aclarar que los términos de referencia del proceso de contratación son claros y contundentes, en cuanto a la determinación de los requisitos que cada uno de los proponentes debe cumplir. La convocatoria al ser pública, pretendió fomentar la participación de las empresas nacionales e internacionales, por lo que el RPA de las empresas o sociedades civiles no fue incorporado como requisito”, señala el texto.

El RPA depende del Viceministerio de Justicia y derechos fundamentales. Su titular, César Siles, se refirió al caso específico. “Primero, tendría que verificar si es que tienen su RPA o no. Pero, si no estuvieran registrados es una falta grave a la Ley de la Abogacía”.

También se conversó con el director del RPA, Álvaro Guzmán, quien explicó que la información estaba contenida en la página web oficial. Ahí se confirmó que el bufete no completó el trámite.

El director general del bufete, Pablo Menacho, respondió a este medio que su RPA “está en trámite, pero debe quedar claro también que en los términos de referencia (TDR) de la convocatoria a contratación directa no se establecía este requisito”.

Comentarios