Escucha esta nota aquí

El 25 de octubre de 2019 ocurrió lo que para muchos era un temor y para otros solo la confirmación de algo que se esperaba. El Tribunal Supremo Electoral declaraba a Evo Morales ganador de las Elecciones Generales Bolivia 2019. Sin dar muchas explicaciones, los vocales retrocedieron en la anulación de cuatro actas en Beni, que habían sido observadas, y de oficio decidieron darlas por válidas sin la necesidad de repetir la votación.

De esa manera, los resultados de la votación daban la victoria al MAS con un 47,08%, frente a un 36,51% de Comunidad Ciudadana. La diferencia fue del 10,57%.

Lejos de desmotivar a la gente en las calles, la noticia parecía que les inyectaba ánimos, una mezcla de rabia y ganas de torcer la historia, de creer que todavía hay esperanza en el país. Luis Fernando Camacho volvió a dirigirse a la ciudadanía desde el escenario montado frente al Cristo Redentor.

“Este paro no se levanta. Nadie se mueve de su sitio. Acá estamos firmes porque así ustedes lo han querido”, decía el líder cívico.

A partir de ese momento comenzaban a circular voces a favor de ser más radicales con las posiciones. Una de las principales hablaba de dejar de lado el pedido de una segunda vuelta, porque no tendría sentido llevarla adelante con los mismos miembros del tribunal que administraron el proceso electoral y que favorecieron al MAS.

Contra el comandante

Camacho se dirigió hasta el Comando Departamental de la Policía, donde intentó conversar con el comandante Igor Echegaray, para pedirle que no reprima al pueblo. La autoridad policial se negó a atenderlo. “Él dice que no es masista, que está con su pueblo, que va a cumplir con la Constitución, la cual no respetó el presidente. Si él no es masista, entonces, ¿por qué no moviliza a sus efectivos para que protejan a la gente en los puntos de bloqueo?, por ejemplo, en Satélite, donde se han entrado para agredir”, gritó Camacho frente a las cámaras y fue aplaudido por la gente a su alrededor.

El líder del movimiento cívico se refería a los hechos de violencia que se registraron en la ciudadela ubicada al norte de Santa Cruz de la Sierra. En la zona, un grupo de partidarios del Gobierno había llegado a provocar a un grupo de bloqueadores. Tras la respuesta se dio un enfrentamiento con heridos. Camacho reiteró su llamado a la paz y exigió a la Policía resguardar la seguridad de todos los bolivianos.

Una región que se paró con fuerza fue Tarija. El Comité de Movilizaciones, encabezado por los comités cívicos Femenino y Juvenil demostraron contar con un poder de convocatoria que tuvo una respuesta inmediata de los ciudadanos.

Eso los impulsó a intensificar las medidas a partir de la segunda jornada de protesta y lograr que más sectores se adhieran a la causa, como ocurrió con las asociaciones de transportistas.

8:00
La Paz
Se realizaron bloqueos concentrados en la zona sur, que durante la jornada se extienden a otros puntos.

11:00
Rubén Costas
El gobernador llega hasta varios puntos de bloqueo para conversar con la gente y manifestar su apoyo al paro.

18:00
Cochabamba
El Comité Cívico Popular organiza un cabildo en la plaza 14 de Septiembre apoyado por diversas instituciones.

19:00
Pedido
En Sucre se realiza un cabildo en la plazuela Aniceto Arce, donde se pide la renuncia del presidente Morales.

Comentarios