Escucha esta nota aquí

Juan Manuel Corchado, responsable de la investigación con la que la que la Fiscalía desactivó las denuncias de fraude en las fallidas elecciones de 2019, afirmó que en este proceso hubo “errores imperdonables”.

Uno de estas graves fallas estuvo asociada a la interrupción de la Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP), precisó el informático en una extensa entrevista con el canal estatal Bolivia TV.

“Ese corte es uno de los hechos que nosotros hemos calificado como crítico. El hecho de introducir en el sistema electoral un servidor, el B01, que no estaba previsto, es un error muy grave. Es un error imperdonable. Este tipo de situaciones, en un país como Bolivia y ni en ningún otro país se deben permitir”, declaró.

La interrupción se produjo por 23 horas desde las 19:40 del 20 de octubre de 2019, el día de los comicios nacionales, en el que Evo Morales buscó ser reelecto por cuarta vez consecutiva, a pesar de los límites constitucionales.

Corchado, quien dirige el laboratorio Bisite de la fundación de la universidad española de Salamanca, aseguró que su equipo reparó especialmente en los datos generados en este tiempo y ratificó que no detectó manipulación de los datos.

“Desde que se paró hasta que se reinició, hemos analizando los accesos que ha habido, no hemos encontrado ningún problema relacionado con una manipulación de actas. En ese periodo, en el que se paralizó el TREP, no hemos identificado ningún tipo de alternación”, afirmó y luego admitió diferencias, así como limitaciones de su trabajo frente al reporte de auditoría que hizo la Organización de Estados Americanos.

La Fiscalía, que negó el efecto vinculante de la auditoría de la OEA, presentó la pasada semana el informe de Bisite como una pericia informática con la que cerró el caso Fraude, aunque ya existen impugnaciones contra esa decisión.

Corchado reconoció que la OEA hizo un análisis integral del proceso, incluso sobre la base de un análisis físico de las actas electorales. Destacó que el informe que presentó a la Fiscalía es estrictamente técnico “para bridar luz sobre este tema”, pues no emite sentencia sobre sí efectivamente hubo o no fraude electoral en 2019.

Entre las conclusiones del documento de la OEA se señala que es probable que Evo Morales hubiera ganado las elecciones, pero que es improbable que lo hubiera hecho con más del 10% de diferencia con relación a Carlos Mesa. Por tanto, se recomendó una nueva elección nacional con nuevos miembros del Tribunal Supremo Electoral.

Los peritos de la OEA, pusieron en duda los resultados del último 5% del cómputo, equivalente a 290.402 actas. Con gráficos, mostraron un inusual ingreso masivo de actas provenientes de un servidor no autorizado por el TSE, un aspecto en el que coincide el reporte de consultores españoles. 

“El informe de la OEA va mucho más allá. Ellos hacen un informe de todo el proceso electoral. Nosotros ahí no nos hemos metido, porque entre otras cosas no tenemos datos. Ellos han analizado el TREP y el cómputo oficial y dicen que están viciados. Ellos tendrán sus argumentos”, remarcó el especialista.

Además, Corchado defendió la trayectoria de los profesionales que están junto con él en este proyecto y remarcó que todos son expertos en ciberseguridad, que es el aspecto esencial, dijo, para la adjudicación del contrato.

Sostuvo que ha realizado “muchísimos trabajos de investigación en esta materia” y que nunca pensó que el informe que entregó a la Fiscalía iba a ser público. Aseguró que el laboratorio informático que dirige está vinculado con la Universidad de Salamanca y que no persigue fines de lucro.

Entre las conclusiones del documento de la OEA se señala que es probable que Evo Morales hubiera ganado las elecciones, pero que es improbable que lo hubiera hecho con más del 10% de diferencia con relación a Carlos Mesa. Por tanto, se recomendó una nueva elección nacional con nuevos miembros del Tribunal Supremo Electoral.

Los peritos de la OEA, pusieron en duda los resultados del último 5% del cómputo, equivalente a 290.402 actas. Con gráficos, mostraron un inusual ingreso masivo de actas provenientes de un servidor no autorizado por el TSE, un aspecto en el que coincide el reporte de consultores españoles. 

Comentarios