Escucha esta nota aquí

Tras haber notificado a las partes, la Corte Suprema de Justicia de Colombia divulgó la resolución “favorable” a la extradición a Estados Unidos del ciudadano boliviano Omar Rojas Echeverría. Un tribunal del Distrito Sur de Nueva York hizo el reclamo en 2021 a partir de una investigación que desarrolló la DEA entre julio de 2019 y febrero de 2020.

Se trata del fallo 59644 emitido el 9 de noviembre de 2021 por la Sala de Casación Penal del máximo tribunal colombiano, un documento al que tuvo acceso EL DEBER.

Según el Tratado de Extradición, vigente desde 1979 entre Colombia y Estados Unidos, tras el fallo de la justicia es el Ejecutivo que tiene la potestad de rechazar o viabilizar el reclamo de extradición. En este caso, el presidente colombiano, Iván Duque, ya tiene ese documento en su escritorio. 

Va a ser extraditado, seguramente, los próximos días a los Estados Unidos y será en estos tribunales donde tenga que rendir las cuentas necesarias”, anticipó sobre este trámite el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, en un comentario realizado a requerimiento de los periodistas. 

La justicia colombiana precisó en su resolución que Estados Unidos no podrá juzgar a Rojas por un caso distinto ni puede “ser sometido a pena de muerte, tortura, desaparición forzada, tratos o penas inhumanas, crueles o degradantes, destierro, prisión perpetua o confiscación”, todo ello conforme a la Declaración Universal de Derechos Humanos y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.

“Visto que el requerido en extradición es un ciudadano boliviano, el Ejecutivo debe comunicar la resolución que acepta o niega la extradición, a la representación diplomática de Bolivia en Colombia, para que tenga conocimiento del trámite que ha involucrado a un connacional suyo y, de considerarlo pertinente, vele por el respeto de las garantías y condicionamientos antes referidos frente a su nacional”, establece el apartado nueve. 

El Gran Jurado del distrito Sur de Estados Unidos acusó formalmente a Rojas y al exjefe antidrogas de Bolivia Maximiliano Dávila y otros por los delitos de asociación delictiva y conspiración para introducir droga en Estados Unidos. Eso sí, recomendó solicitar la extradición “de al menos uno” de los encausados y reclamó a Rojas, considerado el líder de la organización criminal.

Comentarios