Escucha esta nota aquí


Marco A. Curi Melgar


Politólogos y economistas, al igual que opositores al gobierno del Movimiento Al Socialismo (MAS), exteriorizaron su preocupación por la ausencia de datos de los sectores productivos y empresariales en el mensaje del presidente Luis Arce. Además, el mandatarion no hizo referencia a la reforma judicial.

El politólogo Marcelo Arequipa dijo que, si bien el mandatario fue mesurado en su discurso, se olvidó de la agenda social de los bolivianos. “En especial, las líneas estratégicas para reformar la justicia en el país que se encuentra bastante desprestigiada y un plan para encarar la pandemia del Covid-19 que sigue azotando a la población boliviana”, remarcó.

Por su parte, el economista Gonzalo Chávez sostuvo que fue un error del mandatario decir que hubo un repunte hasta 2019 y que todo fue destruido por el gobierno de Jeanine Áñez. Dijo que Arce se refiere a una inflación del 0,9%, pero precisó que está reprimida, puesto que gracias a los subsidios de los hidrocarburos, los precios siguen bajos con un tipo de cambio elevado. “Esto permite una visión parcelada de la realidad, ya que no se refirió al déficit público, baja productividad, fuentes laborales de mala calidad, malos servicios, justicia corrupta y una deuda pública enorme”, apuntó.

Empresarios

El presidente de la Federación de Empresarios de Cochabamba, Luis Laredo, remarcó que se podría estar en el inicio de una recuperación económica, siempre y cuando todos los actores económicos participen del proceso.

Mencionó que es urgente que el gobierno de Arce se siente a dialogar con su sector para definir estrategias contra el contrabando, que está dañando la economía.

En esa línea, el gerente del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (Ibce), Gary Rodríguez, lamentó que Arce se limite a presentar una mirada retrospectiva, cuando lo que Bolivia necesita es mirar hacia adelante. Sugirió que el mandatario dé buenas señales escuchando también al sector empresarial, que es el que genera empleos al Estado y la riqueza que luego es redistribuida en el país.

Opositores vs oficialistas

Adversarios del MAS también presentaron observaciones a los datos y la orientación discursiva que se dio con el mensaje planteado ayer por el presidente Arce desde la Casa Grande del Pueblo.

El senador Rodrigo Paz, de la alianza opositora Comunidad Ciudadana (CC), cuestionó el enfoque de la “refundación” del país a partir de la vigencia de la nueva Constitución Política (2009).

“La realidad es que no se ha refundado nada y más bien, con el paso del tiempo, se pudo observar altos niveles de corrupción, una salud improvisada y por último, no hay reactivación económica por parte del Gobierno nacional, ya que se incrementó el desempleo y ha sido la misma población la que se las ingenió para salir adelante y el Estado sigue colonial con una justicia sometida”, dijo.

Vladimir Peña, exdirigente del Movimiento Demócrata Social (Demócratas) opinó que Luis Arce emitió un mensaje menos confrontacional al que se escuchó en tres anteriores ocasiones: En el acto de su investidura de 2020, el 6 de agosto de 2021 y del 8 de noviembre del año pasado.

Aún así, Peña cree que el presidente todavía mantiene una línea discursiva de divisionismo, que está marcada por el supuesto “golpe de Estado” y la presunta estrategia de desestabilización ejercida por fuerzas políticas de la oposición que estarían buscando acortar su mandato legal.

“Los problemas de la gente, nuevamente están ausentes del mensaje presidencial. La retórica no alivia los problemas de la salud, desempleo, inseguridad, injusticia, desigualdad que padecen las familias bolivianas. La política del aguante es el sello del gobierno de Arce”, tuiteó Peña.

En contrapartida, el senador William Torrez (MAS) destacó tres pilares discursivos de Arce, la economía, el sector social y sanitario.

“En la economía, resalto los fideicomisos que estimulan el aparato productivo a través de créditos blandos con bajos intereses a los productores”, subrayó el legislador oficialista. Indicó que en el campo social, que viene acompañado del despegue económico, está la generación de empleos y en el sanitario, la adquisición de vacunas anticovid, las pruebas antígeno nasal, equipos de bioseguridad y contratación de recursos humanos.

La ministra de la Presidencia, María Nela Prada, valoró los resultados del modelo económico que aplico el gobierno de Arce.

“Hay un modelo económico que ha sido construido entendiendo la realidad económica, social, cultural del pueblo boliviano”, puntualizó la autoridad.

Por su lado la diputada Bertha Acarapi (MAS) señaló que existe mayor inclusión en el país.





Comentarios