Escucha esta nota aquí

La mayoría del Parlamento Europeo condenó el jueves la detención de la expresidenta Jeanine Áñez y exigió a las autoridades bolivianas su liberación. En La Paz, un día antes, la delegación diplomática tuvo una reunión con el Gobierno, en la que hablaron claro sobre temas más concretos, y que sí pueden afectar a Bolivia porque la administración de Luis Arce debe ajustar la cooperación para los próximos años, y hay dos temas complejos: la justicia y el aumento de la coca.

Un comunicado del embajador en La Paz, Michael Dóczy, advirtió que el debate sobre Bolivia en el Parlamento Europeo refleja el interés con el que se siguen en Europa los hechos relacionados con la democracia y los derechos humanos en Bolivia.

El diplomático explicó que ese parlamento es la institución elegida “directamente por los ciudadanos europeos. Los representa y así representa la diversidad de pensamientos y opiniones en nuestro continente”.

En los hechos, es una instancia de discusión, y la declaración que emitió es una posición política que fue apoyada por la mayoría de sus integrantes, entre los que hay representantes de partidos de izquierda recalcitrante, como de extrema derecha.

No emitieron una decisión vinculante con sanciones o cualquier cosa semejante contra Bolivia.

Lo que sí es concreto es que la UE en Bolivia tiene una larga historia de cooperación y apoyo a la democracia y al estado de Derecho en Bolivia. “Nuestros programas, en el área, han apoyado los últimos procesos electorales”, dijo Dóczy, quien ante declaraciones del exministro de la Presidencia y de un senador del MAS , respondió:
“La UE ha trabajado en tareas de facilitación bajo el liderazgo de la Iglesia católica para ayudar a pacificar al país en el año 2019”.

Lo importante

En este momento, la cooperación está en fase de conclusión de los programas del MIP 2014-2020 y trabajando en el nuevo programa para el periodo 2021 – 2027.

En total, fueron $us 281 millones, repartidos en los siguientes rubros: Justicia, 20 millones de euros; lucha contra el tráfico ilícito de drogas, desarrollo integral y seguridad alimentaria, 130 millones de euros,y finalmente agua, saneamiento, recursos naturales y medidas complementarias, 131 millones de euros.

La selección de las áreas prioritarias para Bolivia aprovecha las lecciones aprendidas de la ejecución de intervenciones anteriores. Los resultados preliminares de la evaluación del MIP 2014-2020 apuntan a la necesidad de seguir apoyando el sector del agua y los recursos naturales.

En la reunión con el canciller, fuentes diplomáticas y del Ejecutivo señalaron que se pidió reforzar la lucha contra las drogas ilícitas. La UE remarcó que el aumento de coca ha preocupado y pidió más esfuerzo del Ministerio de Gobierno. Lo más preocupante y que generó decepción es el poco avance en la reforma de la justicia. Pidió ampliar el trabajo en ese ámbito y la lucha contra la corrupción para incluir los derechos humanos. Expresó que no está descartado que esa ayuda ya no continúe.

HECHOS

CAMBIO.-
Una es la relación que tiene la UE con el entorno de Evo Morales, y otro con el Gobierno. Después de la charla con el canciller, el Ejecutivo y el oficialismo no mencionaron más el incluir a esta embajada en la indagación por lo ocurrido en noviembre del 2019.

DINERO.- Medio ambiente y cambio climático, Desarrollo económico integrador, Gobernanza y derechos humanos, esas son las nuevas prioridades en la cooperación europea.

Comentarios